Este martes miembros de la AJB San Isidro participamos en la marcha realizada desde el Obelisco  hasta el Ministerio de Trabajo acompañando el reclamo de los trabajadores  de Pepsico, sumando nuestro cuerpo y nuestro apoyo al reclamo de su reincorporación  y repudiando la brutal represión que sufrieron por intentar mantener la fuente de trabajo que pone un plato de comida  en la mesa.

 

Cuando los despidos empiezan a recorrer la sociedad  se  instala en las fábricas y oficinas un clima de miedo e inseguridad que busca hacernos bajar la cabeza y aceptar peores salarios y pésimas condiciones laborales. Por momentos como este son claves para ejercer la unión y solidaridad obrera porque la lucha por las fuentes de trabajo es una sola y nos incumbe a todos.

 

Asimismo, es importante mostrarle al Gobierno nuestro profundo rechazo a una represión contra un grupo de trabajadores y esperamos que entienda que  el “diálogo” del cual tanto hablan no se hace con balas de gomas, gases lacrimógenos y bastones de policía.

 

Por eso, y estando a la altura de nuestras palabras, hoy más que nunca: UNIDAD DE LOS TRABAJADORES