En el marco de la tensión por los cambios propuestos y de las versiones de un acuerdo ente el Ejecutivo y la CGT y la posterior desmentida, el Presidente en Nueva York ninguneó a los gremios

En el marco de la tensión que se produjo entre la Confederación General del Trabajo (CGT) y el Ejecutivo por la reforma laboral, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante su visita a Nueva York aseguró que hará la reforma laboral “aunque los sindicatos no quieran” porque “los ciudadanos quieren reformas”.

En los últimos días circuló una versión que aseguraba un acuerdo entre CGT y el Ejecutivo que contemplaba la aceptación completa de la propuesta y una supuesta claúsula que bajaría el monto de las indemnizaciones en un 40% promedio y también, el envío del proyecto al Congreso la semana que viene. Además, los rumores que circularon por redes sociales incluían un supuesto acuerdo extorsivo por causas de corrupción.

Sin embargo, el secretario Adjunto de Camioneros y Gremial de la CGT, Pablo Moyano, desmintió los rumores al subrayar que “antes de firmar una reforma en contra de los trabajadores en la CGT se cortarían las manos”. Luego lo reafirmó durante su visita al Vaticano, y le dijo al Papa Francisco que “vamos a luchar contra la reforma laboral” que quiere introducir el Gobierno Nacional.

El Jefe de Estado durante su visita a Nueva York, en el marco de la recorrida oficial por Estados Unidos, afirmó que hará la reforma laboral “aunque los sindicatos no quieran”. Macri en el Consejo de las Américas frente a 150 hombres de negocios aseveró que “tenemos una fuerte batalla con los sindicatos que por ejemplo no aceptan ni sistema de evaluación, pero los ciudadanos quieren reformas” y concluyó: “las haremos aunque los sindicatos no estén de acuerdo”.

Fuente: diagonales.com