Por Sabrina García

El Concejo Deliberante de San Fernando llevó a cabo una sesión extraordinaria para dar tratamiento al cierre de las escuelas y jardines del Delta de San Fernandino impuesto por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

 

“¡No! al cierre de escuelas y jardines de isla” dice el pasacalles colgado en la entrada del edificio ubicado en 3 de febrero al 1000. Allí, convocados por los bloque del Frente Renovador y de Unidad Ciudadana, los concejales se reunieron en una sesión extraordinaria para dar tratamiento al cierre de los establecimientos educativos del delta determinado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

 

El único ausente fue el concejal del bloque Cambiemos y subsecretario de Asuntos Municipales y de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Alex Campbell. Salvo el asiento correspondiente al legislador, el resto se encontraba ocupado. El recinto se vio repleto por docentes y vecinos del Delta. Los carteles colgaban de las bancas de los concejales del Frente Renovador y de Unidad Ciudadana, de las cintas que separan a los concejales del público, de las paredes. Todos pedían que las escuelas del Delta no se cierren.

 

La encargada de enarbolar la bandera fue la concejal del frente Cambiemos, Agustina Ciarletta, quien recibió silbidos y gritos de “traidora”, “sinvergüenza”, por parte de los presentes.

 

La encargada de abrir la sesión fue la concejal del Frente Renovador, Alicia Aparicio. Por momentos con la voz quebrada, Aparicio detalló la cantidad de talleres que dicta el municipio en esas escuelas, los deportes que se practican, las relaciones que se tejen entre la comunidad y la importancia de no cerrar esos establecimientos educativos. “Necesitamos conocer los motivos. Ustedes tomaron esta decisión inconsulta, ustedes nos tienen que dar la respuesta”, manifestó la legisladora y agregó que “el vecino del Delta sanfernandino está haciendo patria. Nos necesita”.

 

Siguieron con la palabra las concejales de Unidad Ciudadana Patricia Guevara y Josefina Passo. Esta última se mostró angustiada por la situación “como sanfernandina, como docente y hermana de una docentes de isla”. Al igual que su par de banca, Nacho Álvarez explicó los motivos por los cuales se oponen a la medida de gobierno por considerar, en primer término, que “cerciora los derechos de los alumnos del Delta”.

 

“No se puede hablar de ampliar la matrícula porque estamos hablando de poblaciones específicas. No hay resolución, no hay un proyecto ni plan de obra. Hablan de ‘optimización de recursos’, llamemos las cosas por su nombre: hay ajuste”, señaló el concejal Álvarez y agregó: “Cerrar una escuela va contrario a cualquier principio. Ni siquiera la tradición liberal hubiese justificado, y me refiero a Sarmiento, cerrar una escuela en cualquier lugar del territorio nacional”.

 

Otro de los concejales en tomar la palabra fue Pablo Peredo, del Frente Renovador: “¿Saben qué día les comunicaron a la comunidad de islas sobre el cierre de las escuelas? El 15 de febrero, justo al conmemorarse el natalicio de Domingo Faustino Sarmiento”.

 

Mientras Peredo intentaba continuar con su discurso, los gritos de “que hablen!” haciendo referencia a los concejales de Cambiemos inundaron la sala. Al concejal Sebastián Salvador (del bloque Cambiemos) el presidente del cuerpo legislativo Santiago Aparicio le llamó la atención levantarse de su banca e intentar discutir con el público mientras su par, Chapa Retegui (de Unidad Ciudadana,) intentaba calmarlo e invitarlo a su asiento.

 

“San Fernando tiene más de 900 km2 de islas, con el cierre de estas escuelas el único centro de referencia del Estado en 250 km2 va a ser el Centro de Salud Absalón Rojas junto con la Biblioteca Genoveva. Todas las demás personas van a quedar aisladas del estado. La isla supo tener más de 30.000 habitantes en los años ’70, sobrevivió a tornados, granizo, sudestada, inundación, camalotes, incendios pero no pudo sobrevivir esta gestión. Cuando en cien años se haga un documental y se muestre como esa parte quedó totalmente deshabitada se van a acordar del cierre de esas escuelas”, completó Peredo.

 

Por su parte, la concejal Agustina Ciarletta del bloque de Cambiemos fue la única oradora de ese espacio político. Frente a la mirada de sus compañeros Ignacio Semenzato, Sebastián Salvador y Federico Fernandez Storani, la legisladora manifestó que cuando se convocó a la sesión solicitó un informe de la Provincia de Buenos Aires en donde se detallan los motivos del cierre y procedió a leerlo. Entre los puntos más destacables, Ciarletta dijo: “Fue una medida en base a una situación relevada en el Delta. En esos cuatro jardines concurren 19 chicos”. Esto motivó el grito unánime de “Mentira!” por parte de los presentes.

 

“Le estamos dando a esos chicos la opción de que vayan a un colegio con quince compañeros o más. Hoy el Delta sanfernandino tiene 3200 habitantes; mientras la población en Tigre sube, la de San Fernando baja”, dijo Ciarletta mientras recibía gritos de los presentes que le reprochaban sus dichos.

 

“Entiendo que las condiciones no son las apropiadas”, expresó Ciarletta y aprovechó a cuestionar las gestiones anteriores a nivel provincial y municipal, y agregó: “No estaríamos tomando esta medida si hubieran 10 o 15 alumnos de un mismo grado”.

 

Al momento de hablar, el concejal de Unidad Ciudadana, Matías Molle cuestionó que la concejal precedente tuviera el informe de Provincia: “¿Por qué los concejales de Cambiemos tiene un informe? ¿Por qué el informe no lo tienen los docentes, los padres? ¿Cómo puede ser que los concejales mandan un correo electrónico y les envían el informe?. Otra pregunta que me hago es si les enviaron el informe de San Fernando o de otro distrito porque son dos realidades totalmente diferentes”.

 

Al momento de la votación los concejales de Cambiemos fueron los únicos que no votaron a favor de rechazar la medida del cierre de las escuelas del Delta. La votación resultó favorable al repudio por amplia mayoría.

Fuente: http://www.sanfernandonuestro.com.ar