Los sindicatos docentes volvieron a rechazar la oferta de los gobiernos bonaerense y porteño en la negociación paritaria para 2018. El 15% en tres cuotas por parte de la Provincia y el 12% en dos cuotas del lado de la Ciudad, ambos sin cláusula gatillo, son considerados insuficientes por las y los trabajadores de la educación que ya anticipan medidas de fuerza.

“La gobernadora pretende que los primeros cuatro meses los docentes tengamos un salario digno con un aumento de 625 pesos, que ni siquiera llega a pagar el aumento de la luz”, dijo el secretario general de SUTEBA Roberto Baradel sobre la oferta del gobierno de María Eugenia Vidal.

El conjunto de los sindicatos rechazaron el ofrecimiento que solo incorporó, desde la última propuesta, una cláusula de revisión en lugar de que automáticamente aumenten los sueldos si la inflación se dispara. Dicen que esta modalidad, que ya se probó en 2016, fue ignorada por las autoridades en su momento.

“El diálogo es de a dos, pero hasta ahora las tres propuestas hechas por la administración de Vidal, a tres días del comienzo de las clases, fueron exactamente iguales, ni siquiera cubre a la urgente necesidad de recomponer el salario”, agregó Mirta Petrocini, presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB).

“Estamos totalmente desilusionados”, sostuvo María Laura Torre, secretaria gremial de SUTEBA. Es que “la gobernadora tenía en sus manos la posibilidad de resolver el salario inicial de un docente, que hoy es de 12.500 pesos, y lo más terrible es que nos volvimos a sentar en una mesa que ellos llaman de diálogo y nos volvieron a plantear el 15 por ciento de aumento en tres cuotas”.

En el caso de la Ciudad, la situación es similar, con una propuesta aún peor. La propuesta, como contó el secretario adjunto de UTE, Guillermo Parodi, “sigue siendo de 12%, con la diferencia de que en lugar de tres cuotas, el pago será en dos”.

Parodi cuestionó que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta “propuso una cláusula de revisión, en vez de gatillo”. “Son 1.700 pesos de aumento a lo largo del año. Está lejos de un salario justo”, añadió.

“Los funcionarios quedaron en hacer una nueva convocatoria. Estamos dispuestos a reunirnos las veces que sea necesario”, aseguró el sindicalista y subrayó que la propuesta “está muy lejos de lo planteado por los maestros”. A su vez ratificó la convocatoria al paro para el 5 y 6 de marzo.

Faltando tres días para el inicio de clases, el gobierno “elige profundizar el conflicto”, denunciaron en un comunicado de SUTEBA y aseguraron que “frente a la falta de atención a los justos reclamos”, las y los docentes van a “decidir colectivamente los pasos a dar”.

 Fuente: https://notasperiodismopopular.com.ar