Con cinco proyectos presentados hasta el momento, este martes se abrirá la discusión sobre el aborto en la Cámara de Diputados de la Nación. Pujas entre legalizar la práctica o ampliar los permisos en el Código Penal.

La discusión convocada para las 18:30, con la participación de diputados y diputadas de las comisiones de Acción Social y Salud Pública, Familia, Mujer, Adolescencia y Niñez, Legislación Penal y Legislación General, definirá la metodología para el tratamiento legislativo de los proyectos.

El presentado por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, ingresó con 71 firmas de un amplio arco político. Por otro lado, la diputada del Peronismo para la Victoria, Araceli Ferreyra hizo lo propio con otra iniciativa; y finalmente dos proyectos más fueron ingresados por Sergio Wisky, y uno de Marcelo Wechsler, ambos representantes del oficialismo en la Cámara.

La discusión tendrá su punto de tensión en si se avanza con la despenalización y legalización del aborto, o sólo con ampliar los permisos en el Código Penal, incluso con la posibilidad de practicarse un aborto hasta las 14 semanas de gestación, plazo que también propone el proyecto de la Campaña Nacional. Esta es la principal diferencia entre las propuestas legislativas del bloque oficialista y las demás.

Sin embargo, el proyecto que más firmas reunió es el de la Campaña, que despenaliza y legaliza el aborto hasta las 14 semanas de gestación, y más allá de ese plazo, cuando se corre riesgo de vida o la salud de la mujer, en casos de violación o malformaciones fetales.

Esta iniciativa propone que la práctica sea cubierta por las obras sociales y las prepagas y que se realicen en hospitales públicos y privados. La propuesta de la diputada Ferreyra establece también que el Estado deberá garantizar la producción y distribución de misoprostol (en caso de abortos farmacológicos) a través del Plan Remediar u otro mecanismo similar.

El debate que iniciarán legisladores y legisladoras se hará en el marco de grandes movilizaciones del movimiento de mujeres para que el aborto llegue al recinto, demanda que lleva años y muchas aristas de debate. Según una encuesta realizada por la consultora Quiddity para Amnistía Internacional y publicada en varios medios durante la semana, el 60% de los argentinos y argentinas está de acuerdo con la despenalización del aborto.

La encuesta realizada a 1561 hombres y mujeres mayores de 16 años de diferentes edades, nivel educativo y religión a lo largo de todo el país, arrojó que el 70% de las personas entrevistadas consideró como bastante importante que el Congreso debata este tema.

“Mucho se ha hablado sobre si la sociedad está o no preparada para debatir sobre el aborto. Las opiniones son contundentes: para la población es un tema importante e incluso la mayoría acuerda con la posición de despenalización”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

Otro dato relevante es que la consulta revela que casi cinco de cada diez entrevistados y entrevistadas –de todas clases sociales- dijo conocer a alguien que haya interrumpido voluntariamente un embarazo.

El martes, al mismo tiempo que se abrirá la discusión en la plenaria de comisiones, cientos de mujeres llevarán a cabo un ‘pañuelazo’ por el aborto legal, seguro y gratuito en la plaza de los dos Congresos

 

Fuente: https://notasperiodismopopular.com.ar