Cambiemos posterga tratar proyecto de Ley para frenar el tarifazo


tarifazo

El oficialismo convocó a una sesión especial para el miércoles en Diputados, de la que excluyó el proyecto para retrotraer los aumentos de servicios públicos. Con esa jugada ganaría una semana para “negociar” con mandatarios provinciales

Con otra zancadilla en el Congreso, el oficialismo intenta postergar nuevamente el tratamiento del proyecto opositor contra el tarifazo. Cambiemos se adelantó a la oposición y convocó a una sesión especial en la Cámara de Diputados para el miércoles próximo, de la que excluyó el tema tarifas. En paralelo, el Gobierno redobla la presión sobre los gobernadores peronistas (varios de los cuales ya le quitaron respaldo a la iniciativa opositora) para restarle votos al proyecto que busca retrotraer las tarifas de luz, gas y agua a noviembre de 2017, estabilizarlas por un año y atar los futuros aumentos al índice de variación salarial. Los distintos bloques de la oposición (Argentina Federal, el Frente Renovador y el Frente para la Victoria-PJ) analizaban ayer por la noche una estrategia para sortear el escollo que impuso el oficialismo.

El brutal aumento en las tarifas de los servicios esenciales y la intransigencia del Gobierno frente a los reclamos abroqueló a la oposición parlamentaria. En soledad, Cambiemos recurrió entonces a todos los artilugios legislativos posibles para evitar que prospere cualquier iniciativa opositora contra el tarifazo. Ayer sacó otro de la galera: se adelantó a la oposición y convocó a una sesión especial para el miércoles (con temas de su propia agenda) donde no incluyó el proyecto opositor que modifica la política tarifaria del Gobierno y que ya tiene dictamen de comisión para ser tratado en el recinto.

La convocatoria oficialista para el miércoles por la mañana tiene sólo tres temas que entusiasman al Gobierno: ley de Financiamiento Productivo (como bautizaron a la modificación del mercado de capitales), la modificación de la Ley de Competencia y un convenio con Brasil que evita el doble gravamen del impuesto a la renta. En Cambiemos confían en que el respaldo que las provincias dieron a esos proyectos servirá de carnada para sus diputados aporten al quórum que el oficialismo sólo no alcanza.

Mientras Cambiemos frena temporalmente el proyecto opositor contra el tarifazo, el Gobierno presiona a los gobernadores para restarle apoyo en el Congreso. El ministerio de Interior, Rogelio Frigerio, envió a las provincias un paper con “el costo” fiscal que significaría para cada una de ellas la aprobación del proyecto que también reduce el IVA en las tarifas de los servicios.

La presión ya tuvo algunos logros. El mandatario cordobés Juan Schiaretti le restó su apoyo al proyecto opositor en un video que difundió el miércoles mientras la iniciativa se discutía en la comisión de Presupuesto de la Cámara baja. “Los peronistas no cogobernamos, por lo tanto no corresponde que sancionemos ninguna ley en relación al tema de las tarifas en el Congreso de la Nación”, sostuvo.

Otros gobernadores también se expresaron ayer con distintos matices. El entrerriano Gustavo Bordet, sostuvo las tarifas de luz y de gas natural “son responsabilidad del Poder Ejecutivo nacional, no de los gobiernos provinciales ni del Congreso”. “Es responsabilidad del gobierno nacional, que es quien debe hacerse cargo de sus decisiones”, agregó.

El rionegrino Alberto Weretilneck se sumó al coro del discurso oficial. “Todos sabíamos que iba a haber aumento tarifario. No se puede cambiar después de que se acordó en noviembre del año pasado para los próximos cinco años. No se puede discutir las cosas de la macroeconomía cada tres meses porque haya sectores de la oposición que quieran hacerlo”, dijo el gobernador que no tiene ningún legislador propio en el Congreso nacional.

“La provincia viene ayudando al gobierno nacional y vamos a esperar a ver qué es lo que resuelven los diputados de donde espero salgan propuestas superadoras”, se diferenció el tucumano Juan Manzur.

El tema ya estaba en la agenda de los diputados federales (que responden a un grupo de gobernadores peronistas) y del massismo, que redactaron el proyecto que con disidencias acompaña el grueso de la oposición, entre ellos el FpV-PJ. En la comisión de Presupuesto, el economista renovador Marco Lavagna invitó al oficialismo a dialogar sobre la “letra chica del proyecto”. El justicialista Diego Bossio, sostuvo que “si hay que sacar (la rebaja) el IVA, lo sacamos”.

Ayer, desde ambos bloques confirmaron a PáginaI12 que el tema del IVA es motivo de negociación, pero que insistirán con el proyecto “que tiene como eje que los futuros aumentos de las tarifas domiciliarias se rijan por el índice de varios salarial y con el índice de precios mayoristas para pymes, cooperativas y empresas recuperadas” por sus trabajadores.

Hasta anoche, sin embargo, no habían acordado una estrategia común frente a la jugada del oficialismo, que los sorprendió confiados en su condición de “opositores dialoguistas”. Federales y massistas esperaban que el proyecto opositor contra el tarifazo (que ya está en condiciones de ser tratado en el recinto) fuera incorporado a la sesión ordinaria que Cambiemos tenía pensado para el miércoles. Ayer, levantaron la guardia y comenzaron a buscar una estrategia común con el resto del arco opositor para sortear el escollo que interpuso el oficialismo.

Fuente: Página 12

Articulo Siguiente JUEVES 10 - PARO Y MOVILIZACIÓN A C.A.B.A

Articulo anterior La economía argentina, condenada al estrangulamiento externo

Sobre el Autor AJBSanIsidro

Related Posts