Agradecemos a todas las compañeras y compañeros judiciales que se acercaron este Viernes 4  a la sede gremial a festejar el día del Trabajador y conmemorar la historia de lucha de Mario Bornio que tiene un justo mural en la casa de los trabajadores judiciales.

Nos volveremos a encontrar todos, en la calle o en jornadas de lucha, porque la unidad y el compañerismo que mostramos este viernes es nuestra mayor virtud y la mejor herramienta que tenemos para ponerle un freno a aquellos que quieren ver a la clase trabajadora de rodillas.