De nuevo estuvimos en la calle, esta vez en la marcha convocada por las CTA, defendiendo los derechos de todos los empleados judiciales. No vamos a aceptar que una serie de políticas económicas contra los trabajadores conviertan nuestro salario en la variable de ajuste