l economista estadounidense, Joseph Stiglitz, se refirió la magnitud de los “errores económicos” cometidos en Argentina en los últimos años. Sostuvo que el ajuste “obviamente ralentizará la economía e impondrá nuevamente un alto costo en la gente común”.

El Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, fue muy duro con la política económica del gobierno de Cambiemos. El economista estadounidense analizó la situación del país donde el peso argentino perdió el 50 por ciento de su valor contra el dólar en el último año y se espera que esa depreciación acelere aún más la inflación, que ya superó el 30 por ciento. Como si esto fuera poco, la tasa de interés llegó a 60 por ciento.

El especialista advirtió que la única salida para el país, en un marco en el que “la magnitud de los errores económicos que se han cometido en los últimos años”, y “las políticas de mala gestión limitaron el margen de maniobra”, es una nueva reestructuración de la deuda.  “De lo contrario, los costos que probablemente se impongan a través de la austeridad serían demasiado grandes”, alertó.

Durante una entrevista con la cadena británica BBC, durante un evento de la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional (ICRICT) en Nueva York, Stiglitz consideró que cuando Macri llegó al gobierno nacional, “confió demasiado en la idea de que habría un ingreso de capital de inversión extranjera. Y cometió un gran error al recortar los impuestos a la exportación, que eran una importante fuente de ingresos, al aumentar el déficit, el monto que tenía que tomar prestado, el costo de los alimentos, y reducir los salarios reales de los trabajadores”.

El ex jefe del Banco Mundial, además se refirió a las medidas que aumentaron la desigualdad en la población argentina, por ejemplo la reducción de impuestos para los más ricos y su consecuente derrame sobre los más pobres.

“Ahora subió impuestos a exportaciones como parte de un paquete nuevo. Si lo hubiera hecho originalmente, no estaría en la situación extrema que está ahora. Así que ese es un movimiento en la dirección correcta”, dijo.

Por otro lado, sostuvo: “Los tipos de interés excesivamente altos atraen capital que viene por algún tiempo y luego se va. Lo que me preocupa es que una vez que se crea una crisis, como parecen haberlo hecho estas políticas de mala gestión de una forma previsible, el margen de maniobra está muy limitado”.

En ese marco es que Stiglitz considera que “las medidas de austeridad que parece estar imponiendo obviamente ralentizarán la economía e impondrán nuevamente un alto costo en la gente común”, y agregó: “Si esto último no se concreta, los costos que probablemente se impongan a través de la austeridad serían demasiado grandes. Hay mucho optimismo irracional, tanto de parte de los prestatarios como de los prestamistas”.

“Espero al menos una necesidad, probablemente, de un nuevo reperfilamiento, lo que significa aplazar los pagos inmediatos. Pero sospecho, dada la magnitud de los errores económicos que se han cometido en los últimos años, que tendría que haber una quita en la deuda”, sugirió.

Por último, al ser consultado por el acuerdo con el FMI, el especialista Stiglitz consideró que “los errores del pasado fueron una austeridad excesiva, la pérdida de autonomía económica nacional”, y siguió: “Hay una enorme lista de condiciones que eran inapropiadas para un país en particular. La buena noticia es que en algunas negociaciones recientes han sido más flexibles. En el caso de Grecia, han sido los defensores más firmes de la necesidad de reestructuración”.

Fuente: https://infocielo.com/