Mientras los compañeros mencionados, junto a integrantes de varios movimientos sociales se acercaban a la Comisaría 18, de San Juan 1750, para reclamar la libertad de seis trabajadores senegaleses y de dos integrantes del MTE, fueron brutalmente reprimidos con  gases y bales de goma por parte de la Guardia de Infantería.

Tras la represión injustificada, pues se trataba de una manifestación pacífica, los compañeros mencionados fueron violentamente introducidos a la sede policial y allí permanecen detenidos junto a los demás.

La CTA de los Trabajadores, al tiempo que expresa su más fraterna solidaridad para con los compañeros agredidos y presos, denuncia públicamente que la ferocidad de la represión, que sigue en aumento, pretende acallar las voces de quienes se oponen al  ajuste salvaje, a las políticas de hambre y miseria y a la entrega de la soberanía ancional por parte del gobierno nacional y sus socios porteños. Pero no podrán acobardarnos.

Por eso es que este hecho deleznable nos reafirma en la decisión de parar por  36 horas a partir del próximo 24 del corriente y marchar hacia la Plaza de Mayo a partir de las 14:30 del primer día del paro nacional.

Carlos Girotti                                      Hugo Yasky

Secretario de Comunicación                Secretario General