El gobierno bonaerense le ofertó a los trabajadores de la educación un incremento 9 puntos menor a lo que ellos pretendían y según indicaron en plenario de Secretarios Generales profundizarán el plan de lucha

En el marco de una negociación que ya lleva 8 meses, los dirigentes del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) se reunieron en el Ministerio de Economía con funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal quienes ofertaron un incremento salarial que suma un 30% y volver a sentarse en diciembre. Los maestros rechazaron la oferta, hicieron una contrapropuesta y permanecieron en la biblioteca de Ministerio de Educación bonaerense esperando una respuesta oficial, pero los ministros abandonaron el lugar.

En concreto, los docentes piden que el 11% que ofertó la Provincia, que se suma al otro 19% de los “adelantos a cuenta” que hizo efectivo la Provincia el mes pasado, se acredite desde septiembre, y no en noviembre como pretende Vidal.

Esta tarde, los gremialistas estuvieron acompañados por docentes quienes realizaron la contrapropuesta: “que el incremento se perciba con salarios de septiembre” y además que “se determine un mecanismo de actualización a partir de noviembre de 2018, de acuerdo con la evolución inflacionaria”.

A su vez este mediodía, en el Plenario de Secretarios Generales, se acordó “profundizar el plan de lucha si no hay una propuesta salarial satisfactoria” por lo que se espera un plan de lucha con cuatro días de paro para la próxima semana, según trascendió en las últimas horas.

El secretario General de Suteba explicó a Diagonales que las medidas de fuerza “dependen de si modifican o no la propuesta”.

El miércoles, el Ejecutivo hizo la misma oferta similar a los estatales. Desde ATE la rechazaron por considerar que “seguimos casi 5 puntos abajo”; mientras que los gremios cercanos al gobierno, UPCN y FEGEPPBA, la aceptaron.

 

Fuente: diagonales.com