Los judiciales volvimos a movilizarnos a La Plata. En la víspera de mayo, acosados por aumentos constantes y una inflación incontrolable, nos movilizamos para un urgente aumento salarial que impida la pulverización de nuestra capacidad judicial.

En pleno año electoral la gobernadora parece haber resignado el voto de los judiciales dado que continúa con su política de estos 4 años, total ignorancia a nuestros reclamos desde lo salarial hasta lo  edilicio y el ahogo presupuestario.

En esta coyuntura  no debemos  caer en la frustración que intenta instalar el gobierno, es momento de enarbolarnos en el orgullo de ser judiciales, las personas que hacen funcionar el Poder Judicial y garantizan los derechos de los bonaerense, y salir a la calle para reclamar la justa remuneración que nos merecemos.