Hoy los judiciales nos movilizamos, junto a estatales y médicos, y llevamos nuestro reclamo a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, exigiéndole a la Gobernadora un aumento digno ante la constante disminución de nuestro poder adquisitivo fruto al plan económico de este Gobierno, que solo puede calificarse como una guerra abierta contra los laburantes.

Una mención especial merecen las compañeras y compañeros que, a pesar de que el día de hoy les correspondía feriado, decidieron movilizarse y ponerle el cuerpo a la lucha y su reclamo en lugar de quedarse descansando en sus casas.