En el día de la fecha, el Ejecutivo provincial comunicó formalmente a la AJB la decisión de liquidar un nuevo adelanto a cuenta de futuras negociaciones.

El mismo consiste en un incremento del 4% retroactivo al 1º de mayo, calculado sobre los haberes de diciembre de 2018, y será liquidado con los haberes del mes de mayo (a percibirse el próximo 6 de junio).

El gremio judicial repudia una nueva decisión unilateral del Ejecutivo y continúa exigiendo la urgente convocatoria a paritaria con una propuesta salarial que incluya cláusula gatillo para 2019 y la recuperación del salario perdido en 2018.

#Por un sueldo digno para todxs lxs estatales