Los judiciales volvemos a movilizarnos, junto a otros gremios y organizaciones sociales, desde el Ministerio de Economia hasta la Gobernación reclamando la urgente convocatoria a una instancia de diálogo para tratar una recomposición salarial así como la infinidad de temas que afectan diariamente nuestro trabajo.
 
Lamentamos que las promesas de diálogo de la gobernadora sean solo eso, promesas electorales ante el masivo rechazo de los bonaerenses ante su gestión. Mientras ella sigue paseando por los canales de televisión, los judiciales llevamos más de 200 días sin negociación paritaria.
 
Como siempre, seguiremos en la calle hasta que entienda que no es viable una provincia donde se empobrece e ignora sistemáticamente a los trabajadores.