La Asociación Judicial Bonaerense, AJB San Isidro, organizó una jornada festiva al aire libre por el Día del Trabajador y la Trabajadora Judicial que se conmemora cada 16 de noviembre. Hubo reconocimientos a afiliados, recuerdos de trabajadores, momentos para camaradería y de análisis de la situación del Poder Judicial, un sector del Estado donde los trabajadores no tienen paritarias instituidas formalmente, y en la última gestión de gobierno, según evaluaron, se agravaron la falta de nombramientos, la desinversión en infraestructura edilicia y otros items, por falta de presupuesto adecuado. Fue en el Club Tribunales, en la zona costera sanisidrense, el viernes último, con la presencia de Hubo Russo, de Judiciales Unidos Bonaerenses, y titular de la CTA Zona Norte; y del actual secretario general de la AJB San Isidro, Pedro Monasterio.

El 16 de noviembre de 1952 trabajadores y trabajadoras judiciales fundaron la Confederación Judicial Argentina, una entidad que reunió a los diferentes sindicatos del sector, sin duda un gesto de unidad que además dio nacimiento al Día del Trabajador Judicial Argentino, instituido en 2011 por la ley 26.674, que además equiparó como feriado nacional para los judiciales la jornada.

La Asociación Judicial Bonaerense, AJB San Isidro, festejó el Día del Trabajador y la Trabajadora Judicial con un encuentro de camaradería en el Club Tribunales, en la zona costera de San Isidro el viernes último, donde hubo tiempo para festejos y camaradería, recuerdos de trabajadores, homenajes, y análisis de la situación de la alicaída Justicia bonaerense.

Estuvieron, Hubo Russo, titular de la agrupación, Judiciales Unidos Bonaerenses, ex secretario general de la AJB San Isidro y actual titular de la CTA Zona Norte; el secretario de la AJB San Isidro, Pedro Monasterio; Daniel Pérez Guillén -secretario de Comunicación de la CTA de los Trabajadores Buenos Aires- y Jorge Carrizo, referentes, de la AJB San Isidro, entre otros.

Carrizo recordó sentidamente al militante de derechos humanos, Cesar “El Gallego” Nieto (1946-2019), ex secretario de derechos humanos de la AJB San Isidro. Russo luego recordó al ex titular del sindicato, Miguel Angel Perrotti, también fallecido este año; y anunció que el sábado 14 de diciembre el sindicato homenajeará al recordado dirigente, Mario Bornio, fallecido en 2002.

Entre los presentes recibió un reconocimiento especial, Alberto Montes de Oca, afiliado también de la etapa fundacional del sindicato, que pasó revista por las luchas de la entidad gremial y agradeció el homenaje. La jornada se extendió hasta entrada la tarde en clima festivo, hubo sorteos entre los comensales y mucho espacio para compartir sobre el mundo judicial.

Estos cuatro años estuvimos en la calle peleando contra el abuso (…) En la etapa que se avecina tenemos que ser protagonistas como la historia de este gremio ha marcado -exhortó Russo al dar la bienvenida al encuentro- Vamos por mejoras salariales, convenio colectivo de trabajo, por la equiparación salarial con el otro lado de la Gral. Paz“.

Temas pendientes

En diálogo con denorteanorte.com Russo informó que el sindicato está atento a conocer el porcentaje de presupuesto que le va a tocar a la Justicia. “Con Vidal -señaló- el presupuesto bajó y eso nos afecto no solo en lo salarial, que va por otro carril, sino en cuanto a apertura de dependencias, nombramientos de personal, cobertura de vacantes e inversión en infraestructura”.

Sobre este último item fue gráfico: “Se nos caen a pedazos los edificios; tenemos los mismos problemas que las escuelas y los hospitales”. Para Russo este es el tema más importante y luego el salario: “No hemos tenido diálogo con este gobierno. En Abril fue la última reunión formal, luego no nos recibió más ni dio respuestas de ningún tipo” reveló el representante judicial.

Russo también puso de relieve que “hay dependencias aprobadas por ley y no se ponen en funcionamiento, por ejemplo un tribunal de familia más en Pilar, y eso es sobrecarga de tareas para los trabajadores y también mala respuesta para el pueblo porque cuando la Justicia es lenta no sirve”. otro punto pendiente es el de los convenios colectivos de trabajo.

Russo explicó que los judiciales tienen dos patrones: “Por un lado el gobierno provincial, que debe resolver lo presupuestario y lo salarial, y por otro la Corte Suprema y la Procuración que tienen que ver con quehacer laboral. Es complejo resolver eso porque somos el único sindicato de la provincia que no tiene paritaria, y la regulación del trabajo es un pandemonium”.

Para Russo: “La Gral. Paz funciona como una especie de “zanja de Alsina” (pozos para contener malones en la presidencia de Adolfo Alsina) Nosotros no ganamos lo mismo que un empleado judicial nacional, tenemos el 50% y hasta el 100% más bajos los sueldos, entonces, jueces, secretarios fiscales emigran a la Nación porque ganan más por el mismo trabajo”.

Monasterio, en esta línea, explicó: “Con los nacionales teníamos una diferencia hace cuatro años y hasta el presente se estiró más”. El secretario general de la AJB San Isidro también fue gráfico sobre la situación actual en la Justicia: “Lo que queda es tierra arrasada. Pero tenemos expectativas de recuperación. No va a ser ya, pero al menos podremos juntarnos a dialogar”.

Sobre lo departamental describió: “La infraestructura pública ha ido decayendo por falta de mantenimiento e inversión. Los compañeros de arquitectura y del área de mantenimiento nos dicen que no pueden hacer más arreglos porque no hay recursos ni materiales para hacer reparaciones, y ni hablar del hacinamiento, eso repercute también en las condiciones laborales”.

Pérez Guillen, dirigente provincial, por su parte señaló: “Fue una etapa nefasta para el Poder Judicial, porque se uso para perseguir a opositores políticos, el Lawfare, con consecuencias en la provincia también. Y no mejoró el servicio para los habitantes, porque no se desarrollaron políticas ni presupuestarias, ni ideas, para que el Poder Judicial se ponga al servicio del pueblo”.

Y en esta línea explicó: “Tenemos muchas expectativas con el gobierno que viene. Tenemos propuestas, proyectos, ideas; incluso metodologías que ya se han probado efectivas, y no se llevaban a cabo, como el ir a los barrios y mediante un trabajo de contención, hacer que el vecino se acerque a denunciar, que no solo se logra con escenografías y voluntad”.

Pérez Guillen indicó que el tema salarial, y sobre todo la equiparación con trabajadores de Nación y capital para que se cumpla con la premisa legal “igual salario por igual tarea”, “va a ser difícil encararlo de entrada por como está la situación, pero al menos tiene que haber un plan del gobierno para que pueda decir: bueno, vamos a tardar este tiempo pero iremos hacia una equiparación o una autarquía, donde el Poder Judicial pueda manejar su presupuesto“.

Fuente: https://denorteanorte.com