En el Juzgado de Paz de Vicente López, como en muchas Dependencias del Poder Judicial, comenzaron la instalación de mamparas de protección para impedir el contagio del Covid – 19.

Compartimos la idea de que se debe tomar todas las medidas necesarias para adaptar las Dependencias Judiciales, las cuales de por si tienen marcadas deficiencias edilicias, para proteger la  vida y la salud de los justiciables así como de  los agentes judiciales que se encuentran realizado tareas en la sede de las Dependencias durante esta etapa de aislamiento social y obligatorio.

Sin perjuicio de ello, consideramos que las mamparas de protección  colocadas son un mero simbolismo de protección, un intento de fingir que se están tomando las medidas necesarias. Una simple observación de las mismas deja ver  que estas “mamparas de protección” dejan espacios abiertos entre ellas (o entre ellas y el techo de la dependencia) donde fácilmente se pueden introducir las gotículas por las cuales se contagia la enfermedad.
Asimismo, vale tener en consideración que la estructura transparente de dichas “mamparas de protección” es de difícil limpieza, lo cual no solo dificulta la visión sino que impide llevar adelante una de las principales tareas de cuidado, que es la limpieza en húmeda.

Por lo tanto, la AJB Departamental San Isidro realizó la  correspondiente presentación gremial a la oficina de Arquitectura requiriendo que se adapten las “mamparas de protección” que se colocaron en el Juzgado de Paz de Vicente Lopez,  y se están instalando en las demás Dependencias Judiciales,   a fin que las brinden una cobertura total de no dejar  espacios libres por el cual  se pueden introducir las gotículas por las cuales se contagia la enfermedad brindando el grado de protección debido a los agentes judiciales y a los justiciables que concurran a la Dependencia.