Los gremios estatales de la provincia de Buenos Aires, las dos federaciones municipales del territorio bonaerense y los sindicatos del sector privado cuyas patronales tienen convenio con el Instituto de Previsión Social (IPS) solicitaron esta mañana en forma conjunta una urgente reunión con la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec; el jefe de gabinete provincial Carlos Bianco y el presidente del Instituto Previsión, Eduardo Santín.

La misiva enviada esta mañana lleva la firma de gremios gravitantes como SUTEBA, FEB, Salud Pública, Sosba, AERI, y la AJB, entre otros.

Los dirigentes sindicales, en una carta dirigida a la ministra, decidieron expresar el rechazo a la armonización entre el IPS y el Anses, a la modificación de la edad jubilatoria, sus condiciones de otorgamiento y a cualquier modificación que perjudique a los trabajadores y futuros jubilados.

El pedido de urgente reunión fue resuelto con el fin de notificar la posición de los sindicatos bonaerenses y conocer la postura del Gobierno Provincial respecto al tema. Si bien el presidente del IPS ya se manifestó contrario a la armonización para los sindicatos es necesario llevar tranquilidad a los trabajadores y trabajadoras.

Desde el Ejecutivo aseguran que no hay un proceso de armonización entre el IPS y el ANSeS. La vocera de esa postura fue Mara Ruiz Malec, la Ministra de Trabajo de Axel Kicillof, quien dijo que llamarán a los gremios para “explicar en qué situación se recibió el IPS y cuáles son los planes para sanearlo”.
La funcionaria aseguró que, “si bien algo hay que hacer para mejorar el IPS”, toda solución será “manteniendo” las condiciones de jubilación vigentes, las cuales son ampliamente mejores que en el sistema nacional. Ruiz Malec analiza con Santín en detalle los números para lograr una explicación “clara y contundente” de la situación. “Nuestra idea es mejorar la sostenibilidad de las condiciones existentes”, reafirmó la titular de la cartera laboral.

Según los números que maneja Santín, el IPS cerró el 2019 con un déficit de $20 mil millones. Por ese rojo, Kicillof firmó un convenio con ANSES para acceder a un desembolso de 6 mil millones, en el marco de programa de asistencia financiera.