En el día de ayer tomamos conocimiento de un caso positivo de Covid-19 en el Juzgado de Familia N° 3 de San Isidro. En el día de hoy se activo el protocolo tomando la Delegación de Sanidad la debida intervención. Lamentablemente pese a tener conocimiento de lo ocurrido desde la noche del domingo, en algunos Juzgados no se tomó ninguna medida de prevención y se ordenó a empleados y funcionarios concurrir a trabajar normalmente. En el día de hoy se debía proceder a la sanitización total del edificio como indican los protocolos y el sentido común, sin embargo por razones que no son todavía claras los compañeros encargados de la limpieza no pudieron acceder a varias oficinas y  solo se procedió a la sanitización de la mitad del edificio, quedando la tarea inconclusa. Cabe mencionar que el trabajo de sanitización no fue acompañado ni supervisado por nadie con autoridad como para determinar los sectores a los cuales debía acceder y decidir si el edificio estaba en condiciones de ser rehabilitado. Lamentablemente a frente  esto ninguna autoridad del Poder Judicial ha tomado ninguna medida por lo  que en el día de mañana los Juzgados de Familia se abrirán normalmente, exponiendo a trabajadores y justiciables a una posibilidad de contagio totalmente evitable.
Por ello y ante la falta de responsabilidad de las autoridades del Poder Judicial, desde la AJB hemos resuelto la retención de tareas para todos los agentes que presten funciones en Av. Centenario 1860 hasta tanto  se proceda a la más minima medida de prevención que es la correcta limpieza del lugar de trabajo.

La Corte ha elaborado un protocolo para enfrentar la Pandemia que establece las condiciones minimas para el trabajo presencial. Insolitamente luego de publicar ese protocolo modifico el ámbito de aplicación dejándolo  vigente únicamente para algunos Juzgados de Paz dónde se ha establecido el pleno y normal funcionamiento. Resulta muy difícil entender como la Corte fija mayores recaudos en los lugares donde la situación es mucho menos grave que en el conurbano dónde los contagios se multiplican día a dia. La única explicación es la irresponsabilidad de un Poder que mira para otro lado mientras la situación se agrava día a día. Por eso reclamamos que como condición minima para el funcionamiento de todas las dependnecias se garantice desde la corte la aplicacion del protocolo sancionado por la Res. Sec.5-20 SPL.

Por otro lado reclamamos que ante el colapso de la situación y el desborde que están viviendo los pocos compañeros y compañeras encargados de la limpieza, se proceda a la contratación de personal especializado a los fines sanitizar los lugares en dónde se active el protocolo.