Un nuevo caso de Covid –19 ha sido detectado este fin de semana. Esta vez en la Sala II de la Cámara Penal, ubicada en el edificio de Ituzaingó 340, edificio donde prestan tareas la mayor cantidad de agentes.
A esta situación se ha sumado que el lunes 13 de Julio no habrá agua en el edificio mencionado, lo cual torna imposible llevar adelante la debida sanitización del edificio.
Indigna que aún en estas circunstancias ninguna autoridad del Poder Judicial tome cartas en el asunto y proceda a cerrar el edificio hasta tanto no estén dadas las condiciones. Cuesta mucho entender cual es el criterio (a esta altura dudamos que lo haya) utilizado por la Corte para concluir que si esta misma situación ocurriese en un localidad del interior de la provincia donde no hay casos de Covid se procedería al inmediato cierre del edificio por la aplicación del protocolo, pero que si esto pasa en el Conurbano donde la aparición de casos esta descontrolada no tome la decisión de cerrar un edificio toda vez que el protocolo (Res. Sec. 5-20) no rige para nuestra departamental.
Exigimos que con la mayor brevedad posible se proceda al cierre y la desinfección del edificio de Ituizango 340, la cual debe ser llevada adelante por personal especializado y con los elementos de desinfección correspondientes para no poner en riesgo la salud de ningún ordenanza en tareas que exceden su ámbito natural de trabajo.
Cuidarnos es responsabilidad de todos, pero es aún mayor responsabilidad de quienes están en las posiciones de toma de decisiónes correspondientes para garantizar la vida y la salud de las y los judiciales, así como de todos los bonaerenses que están en contactos con ellos.
La medida de recomendar la no concurrencia a los lugares de trabajo emitida por la Superintendencia Departamental queda totalmente insuficiente. Por un lado porque deja a criterio de cada uno, una cuestión sanitaria que nos afecta a todos. Pero por otro lado porque  no exime ni a magistrados ni funcionarios de cumplir con su obligación de cubrir las guardias mínimas, ni exime a los compañeros y compañeras empleados que fuesen convocados por sus respectivos jefes de tener que concurrir.
Por eso seguiremos insistiendo durante las horas del día que quedan en la necesidad de disponer sea por parte de la Superintendencia o de la misma Suprema Corte que se clausure el edificio de Ituzaingo 340 durante el día de mañana.
Independientemente de ello, y ante la inacción de las distintas autoridades del Poder Judicial y entendiendo que hoy nuestra principal tarea como sindicato es preservar la salud de nuestros compañeros y compañeras disponemos la retención de tareas y no concurrencia a los lugares de trabajo durante el día de mañana y hasta tanto se garanticen las condiciones mínimas de higiene y seguridad laboral.
Sabemos que la tarea que desarrollamos como integrantes del Poder Judicial es de vital importancia para nuestra sociedad, pero ello no puede atentar contra nuestra salud. Llamamos a las autoridades a usar el ingenio, la imaginación y el coraje para superar las dificultades que vayan surgiendo, no es momento para medidas tibias, es momento para dar respuestas contundentes.
El próximo caso positivo podes ser vos. La próxima familia que puede quedar aislada en una habitación es la tuya. Por eso una vez más te decimos #QuedateEnCasa.