Fue un Centro Clandestino de Detención ubicado en Thames y Panamerica, que funcionó como “anexo” de la ESMA. Después de años en la búsqueda de la identificación del lugar, ayer se logró colocar el cartel que señaliza el lugar.

En un acto emotivo, con una gran presencia de jóvenes, donde estuvieron sobrevivientes, familiares, vecinos, militantes y funcionarios, se recordó la historia del lugar y su función dentro del plan sistemático de detención de la última dictadura. También se señaló con particular énfasis la negación y los obstáculos que tuvo desde un principio por parte de las autoridades del Municipio de San Isidro, la señalización del lugar. Finalmente se descubrió el cartel que identifica el predio y constituyendo un hito en la construcción de la memoria colectiva del distrito.

El acto contó con la participación de funcionarios y legisladores nacionales y provinciales, sobrevivientes, familiares de detenidos-desaparecidos, ex presos políticos, organismos de derechos humanos y agrupaciones políticas y sociales locales, además de docentes y alumnos de las escuelas de la zona.

Docentes y ex alumnos de la Escuela Media N°9 de Martínez y de la Escuela Media N°6 de San Isidro, generaron el proyecto denominado “En nombre de los desaparecidos” que fue coordinado por sus docentes. Ese proyecto fue el que impulsó la señalización de este Sitio de Memoria.

“Hoy San Isidro recobra la memoria”, expresó Raquel Witis,  referente de la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte, al comienzo de su exposición donde recordó muchos de los obstáculos que puso el gobierno local desde que se intentó señalizar el predio, desde que un grupo de alumnos de la escuela Media Nro 6 de San Isidro realizó un trabajo en el 2006 y comenzó con la iniciativa.

“A pesar de los testimonios de las víctimas, el intendente Posse niega que aquí haya funcionado un centro clandestino de detención. Se comprometió a hacer un mural que nunca hizo. Entonces, la comunidad educativa que está aquí presente juntó firmas para realizar esta señalización y recién en el año 2013, el Consejo Deliberante la votó por unanimidad. Aún para los que no quieran leer el cartel, para nosotros es un logro”.

Uno de los fiscales de la mega causa ESMA, Guillermo Friele , señaló: “La casa fue un anexo del centro clandestino de la ESMA.  Un paso previo antes de llevar a los detenidos a la Esma”. Su colega, Mercedes Soiza Reilly, que habló junto a uno de los  sobrevivientes de la CASA del SIN,  Fernando Kron, señaló que “estamos frente a uno de los juicios más grandes de la historia, con 65 imputados y 800 víctimas que formas parte del objeto procesal del juicio”.  Soiza Reilly señaló que el juicio está ingresando en su etapa final y que en Mayo se están dando los alegatos.

La concejal Yacqueline Girassolli, quien tomó e impulsó en el Concejo Deliberante el proyecto de señalización votado en el 2013, recordó el contexto de la votación y anticipó que este proceso continúa con la señalización de los otros Centros de Detención Clandestina que hubo en San Isidro, como el COTI de Martínez y el Arsenal de Boulogne.

La diputada nacional y presidenta del PJ local, Teresa Garcia dijo a su turno que “San Isidro no es distinto. San Isidro es parte de esta comunidad, esta provincia, esta nación donde miles de compañeros perdieron la vida luchando por lo que creían, luchando por la inclusión, por la democracia, las instituciones, por negarse a que les arrebataran los sueños” . Garcia fue muy crítica con las autoridades municipales y las acusó del “salvajismo de querer borrar la memoria”.

Fernando Portela, alumno que participó en la creación del proyecto “En nombre de los desaparecidos”, dijo: “Festejamos este logro que no es sólo de alumnos y docentes, sino de todo un país. Este proyecto se transformó en una lucha que comenzó a dar sus frutos. Esta señalización viene a enjuagar muchas lágrimas derramadas. Levantemos nuestro mejor aplauso por los compañeros y compañeras que pagaron con su vida el deseo de vivir en democracia”.

Por su parte, la directora nacional de Sitios de Memoria de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Judith Said, destacó que “acá están presentes los chicos. Tenemos futuro. Estamos convencidos que tenemos que cumplir con los sueños de esta generación. No vamos a volver atrás nunca” y dijo: “Todavía nos faltan pasos de memoria, de inclusión, de juicios. Tenemos que tener confianza en nuestro pueblo porque tenemos patria. Aquí estamos y seguiremos estando para llevar la Memoria, la Verdad y la Justicia a todo el pueblo argentino”.

Finalmente, el secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, Guido “Kivo” Carlotto, también se refirió al ejecutivo Municipal preguntándose “¿a qué le tienen miedo, a este cartel?. Carlotto calificó como vergonzoso el intento de negar lo sucedido en ese lugar y responsabilizó a las autoridades locales del cuidado del cartel, señalando la cámara de seguridad ubicada a metros del lugar”.

Estuvieron también presentes entre otros referentes y funcionarios del ámbito nacional, provincial y regional,  los concejales de San Isidro Leandro Martín, Fabián Brest y Carlos Bringas, la concejal de Tigre, Carmen Salcedo, el concejal Joaquín Noya de Vicente López, el funcionario provincial Santiago Cafiero, y su padre, ex embajador del Vaticano, Juan Pablo Cafiero. También acompañaron el acto el senador Sebastián Galmarini y la concejal Marcela Durrieu del Frente Renovador.

En representación de los trabajadores judiciales estuvo presente Hugo Daniel Russo, Secretario General Adjunto de la AJB San Isidro y Secretario General de la CTA Zona Norte

 

 

Fuente: El Argentino Zona Norte, Prensa Argentina, Que Pasa Web