La semana pasada la AJB departamental San Isidro presentó una nota a la Defensoria General a cargo del Dr Jose María Villada a fin de que consiga un par de carritos para qué la Asesoría de Incapaces realice la vista de los expedientes, dado que hace un par de meses los empleados de la Asesoría se veían victimas de sufrir “el peso de la justicia” al tener que llevar los expedientes a mano.

Consideramos que esta situación muestra una realidad endémica en el Poder Judicial, por un lado donde se considera normal poner en riesgo la salud de los empleados judiciales (en este caso trasportando la pesada carga de expedientes mediante “tracción a sangre” como si fuésemos meras mulas de carga) a fin de que el trabajo se realice “a toda costa”.

Por el otro, muestra la falta de entrega del equipo necesario para que realicemos de forma normal y deseada nuestro trabajo, lo cual nos obliga a poner dinero de nuestro bolsillo o realizar un trabajo sencillo de forma más complicada y lesiva, siendo perjudicial para nuestra salud y para la atención de los justiciables.

Lo que queda en claro es que el sindicato es el único que vela por los intereses de los empleados judiciales, teniendo que realizar las presentaciones pertinentes para que se obtengan los elementos necesarios de trabajo, los cuales deberían haber sido otorgado por la Defensoría General sin necesidad de un reclamo como mero cumplimiento de su función.

 

Adjuntamos copia de la presentación.

20160215_155520 20160215_155529