Este 18 de Mayo la AJB – San Isidro, en el marco de la C.T.A Zona Norte, estuvo presente en el reclamo encabezado por  ATE, y los vecinos de San Fernando, para exigir que se mantenga abierta  la sala pediátrica del Hospital de San Fernando.

Se realizó un acto en la puerta del Hospital Petrona V Cordero y una posterior marcha hasta la Av Avellaneda y Sobremonte. En dicha actividad se abrió el micrófono para los participantes, oportunidad en la que hablaron, entre otros, Marcelo de Gori, Secretario General de la AJB San Isidro, Hugo Russo, Secretario General de la C.T.A Zona Norte y María Rufina por la Comisión por la Memoria Verdad y Justicia de Zona Norte.

Como se puede apreciar, el sistema de salud provincial continúa en una abierta crisis debido a la falta de insumos y el congelamiento salarial de los profesionales que prestan sus servicios. Como ya dijimos en esta página (http://ajbsanisidro.org/?p=7410) “Se fueron cinco pediatras porque los sueldos están congelados hace mucho y el hospital sigue de paro, primero se cerró la guardia pediátrica, y hasta ahora se mantenían los consultorios y el área de internación hasta que no se pudo mantener más, ahora sólo hay dos residentes de guardia, y no se pueden cubrir los siete días de la semana con sólo dos residentes”.

Se teme que este solo sea el primer paso y se continúe, en el nivel local, con el cierre de la Sala de Clínica Médica y, a nivel provincial, con el uso de la Ley de Emergencia Administrativa y Tecnológica de la Administración Pública, para cortar áreas  claves de la Administración Provincial

Se comienza a notar un patrón donde la negativa del Gobierno Provincial de tener un diálogo con los gremios (diálogo real, y no hablar sobre que se dialoga) y su intransigencia con una oferta paritaria que significa, en consideración a los tarifazos y la inflación, una real disminución de su poder de consumo, genera un perjuicio que lleva al colapso a todas las áreas dependientes de los empleados estatales.

No solo los salarios de miseria significan una condena para nosotros y nuestras familias, sino que llevarán al colapso a la administración pública que es el área que garantiza el goce de sus derechos al resto de la sociedad, generando un daño inconmensurable a todos los bonaerenses.

Por eso, así como en las manifestaciones y en nuestros reclamos, el 18 de Mayo estuvimos junto a los demás gremios estatales reclamando por un mejor salario y una mejor condición laboral que nos permitirá ayudar y satisfacer las necesidades de todos los  habitantes de la Provincia.

Como bien dijo Gustavo Mastroianni (Sec. Administrativo CTA Provincia de Buenos Aires) al tomar la palabra “La decisión que no haya pediatras es una decisión política. Y debe tener una respuesta política”.