Estaba vinculado a una banda de secuestradores

El ex jefe distrital de San Isidro, Raúl Papa, fue condenado a seis años de prisión por encubrimiento, en la causa que investigaba el asalto a un empresario por parte de una a una banda de ex policías en 2011.

El Tribunal Oral Criminal (TOC) 6 de San Isidro, integrado por los jueces María Angélica Etcheverry, Débora Ramírez y Federico Tuya, condenó a Papa por el delito de “encubrimiento doblemente agravado por tratarse de un funcionario público y por ser consecuencia de un hecho especialmente grave”.

Había llegado al debate en libertad, el ex comisario de la policía bonaerense se fue esposado de la sala de audiencia ya que el tribunal ordenó su inmediata detención, tal como lo había solicitado en su alegato del 26 de abril pasado el fiscal del juicio, Claudio Scapolán.

Además de Papa, también fueron juzgados y condenados en este debate otros dos imputados: el policía exonerado Alejandro Agustín Peyrot, que recibió una condena de 10 años de cárcel como coautor en el robo al empresario, y Diego Romero, quien era novio de una sobrina del empresario víctima del robo y para la Justicia el “entregador” del hecho, que recibió una pena de 9 años.

Según la Justicia, Papa tenía vínculos con al menos un integrante de una banda de ex policías que en 2011 asaltaron a un empresario del juego, Jorge Pereyra, quien cuando ocurrió el hecho tenía 70 años.

En la causa, hay escuchas telefónicas posteriores a ese hecho en las que el comisario Papa habla con Eduardo Vivas (43), un ex policía bonaerense exonerado en 2007, sobre todo lo que estaba investigando la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) y la fiscalía sobre el asalto en lo de Pereyra

 

Fuente: Agencia Infocielo