A esta altura todos conocemos que este sábado 23 de Julio, a las 15 hs, se realiza en el mástil de San Isidro  una tetada masiva en protesta ante la actuación de la policía local que echaron de la plaza a una madre que se encontraba dando el pecho a su bebe al pie del mástil y amenazaron con arrestarla en base a que se encontraba, según el personal policial, “violando una ley”.

Desde la AJB Departamental San Isidro damos todo nuestro apoyo a la madre que sufrió este acto de violencia institucional y manifestamos nuestro más profundo rechazo ante la actuación llevada adelante por la Policía Local, la cual no solo mostró carecer de los conocimientos básicos del ordenamiento jurídico sino, que en un claro hecho de violencia de género criminalizó a todas las mujeres que intenten alimentar a su hijo en la vía pública, actitud completamente legal, natural y que responde a los más profundos instintos humanos de amor.

Nos resulta especialmente preocupante estos actos “a cuenta gota” de violencia institucional que se vienen sucediendo con todas las fuerzas de seguridad en el último período, y con la flamante Policía Local en particular. La imposición de una doctrina de “guerra contra la delincuencia” forma a una nueva generación de policías que no deben olvidar su principal tarea de prevención y trabajo con la comunidad.

Tememos por la formación de esta fuerza de seguridad que, al hablar de “guerra”, hacen hincapié en la existencia de un supuesto estado de excepción que pone en peligro o en pausa nuestros derechos y libertades en pos de un concepto poco claro de seguridad.

Nadie en esta Comisión Directiva se siente más seguro por no encontrarse con una mujer amamantando en la calle, todo lo contrario, nos encontramos atemorizados ante este abuso arbitrario del poder.

Esperamos que prontamente se tomen las medidas para modificar la línea con la que se viene formando las fuerzas de seguridad acorde a la plena vigencia de un estado de derecho.