La decisión del presidente Mauricio Macri de designar por decreto a dos jueces para completar la Corte Suprema fue duramente cuestionada no solo por la oposición, sino incluso por integrantes del propio frente Cambiemos, que cuestionaron el carácter republicano de la herramienta utilizada por el mandatario. Tanto el ministro de Justicia, Germán Garavano, como el ex integrante de la Corte menemista Augusto Belluscio, defendieron el método por el cual fueron nombrados Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, argumentando que está dentro de las facultades del presidente.

“Es una involución institucional inmensa”, afirmó el constitucionalista Daniel Sabsay, que confesó haber votado por Macri y dijo sentirse decepcionado: “Voté a un presidente que salió con un horror así, estoy muy triste”. En diálogo con el programa Guetap de radio Vorterix, Sabsay recordó que “desde 1862 no se aplica” y sentenció: “Creo que la forma de la designación es abiertamente inconstitucional y sienta un precedente peligrosísimo. Ni a Cristina Fernández se le ocurrió hacer algo así”.

En el mismo sentido se manifestó otro constitucionalista, Andrés Gil Domínguez, que calificó la decisión como “un retroceso institucional y constitucional” y le pidió al Presidente que “revea” la designación de Rosatti y Rosenkrantz. “Aun si los nombramientos en comisión son aprobados por el Senado, la sociedad es soslayada porque no se aplica el Decreto 222/03”, afirmó Gil Domínguez, en referencia al decreto firmado por el ex presidente Néstor Kirchner mediante el cual se limitaron las facultades del Poder Ejecutivo para designar jueces del máximo tribunal.

Incluso el abogado del ex juez Carlos Fayt, Jorge Rizzo, planteó que la medida es inconstitucional y sostuvo que el mandatario “metió la pata” al realizar los nombramientos de esta manera. “Me gustaría que salga el que lo hizo equivocar a Macri con lo de la Corte y se haga cargo”, enfatizó.

Uno de los pocos juristas en respaldar la medida de Macri fue el ex juez de la Corte menemista Agusto Belluscio, que indicó en Vorterix que “constitucionalmente es correcta”. “Es una facultad de Presidente designar jueces en comisión cuando el Congreso no esté reunido. Si convenía hacerlo o no es una cuestión política”, señaló.

 

Fuente: http://www.infonews.com