Los judiciales comenzamos un año donde tuvimos que soportar que muchas personas, que nunca habían puesto un pie en una Dependencia Judicial, critiquen nuestro trabajo, nuestra carga horaria y  la feria judicial. Para todos los que estamos de este lado de la mesa de entrada sabemos que nuestra tarea se ve atravesada constantemente por falta de personal y sobrecarga de trabajo.

 

Como si esto fuese poco,  asimismo tenemos que tolerar que los lugares donde trabajamos  no cumplan  condiciones edilicias  mínimas, lo cual constantemente dificulta nuestro trabajo y pone en peligro nuestro bienestar físico. Por eso, la AJB San Isidro presentó una serie de reclamos a fin de mejorar las condiciones de los lugares donde trabajamos.

– Colocar artefactos de luz en la Oficina de Mandamientos y Notificaciones que actualmente, sus 200 metros cuadrados  se encuentran en tinieblas dado que solo tienen 3 artefactos de luz.

– El Archivo Departamental sufre el mismo problema, ya que desde el cambio del techo de los galpones por unas filtraciones nunca se licitó la instalación de iluminación en el galpón. Asimismo es necesaria una urgente limpieza general de la Dependencia, dado que el nivel de suciedad  y polvo afecta la salud de los empleados,  así como una climatización del mismo  ya que, dependiendo la estación del año, el Archivo es el Sahara o Siberia.

– El Juzgado de Paz de Vicente López sufre de goteras y filtraciones  todos los días, que hace dos años obligaron a cerrar la Dependencia por que el agua caía sobre tableros eléctricos, artefactos y enchufes poniendo en peligro a todos los empleados. A pesar de que es una situación de larga data nada se ha hecho para modificarla, por lo cual solicitamos una urgente reparación del techo así, como de las bajadas pluviales de la dependencia.

– El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 7 tiene una mesa de entrada carente de  cualquier tipo de ventana, circulación de aire, ventilador o aire acondicionado convirtiéndose en un suplicio para todos los profesionales y justiciables que hacen un breve paso por la mesa y, en particular, para los empleados judiciales que tienen que pasar toda la jornada laboral en ella, máxime en una temporada que las temperaturas llegaron a alerta naranja y roja.Por lo cual, requerimos que se arbitren los medios para instalar urgentemente un aire acondicionado en la mesa de entrada de esta Dependencia.

-Los Juzgados Penales de Pilar se encuentra un ascensor que tiene más un carácter simbólico que real dado que estuvo un año entero sin funcionar (desde mediados del 2015 hasta agosto del 2016) cuando unas reparaciones lograron que vuelva a funcionar solamente por el lapso de un mes. Esta situación obliga a los empleados que bajan y suben expedientes, así como a las compañeras embarazadas y a los justiciables subir los varios pisos del edificio por escalera, que como si fuese poco ni siquiera cuenta con un baranda de seguridad convirtiendo algo tan fácil como subir o bajar un piso en toda una odisea para nuestra salud.
Atento lo manifestado, requerimos dichas mejoras edilicias y también la colocación de una puerta en los accesos que van desde el segundo al tercer piso ya que es común encontrar justiciables y profesionales deambulando por esta zona  con el peligro que esto representa para los bienes y la seguridad de los empleados judiciales.

 

Estas situaciones no son excepciones, sino que lamentablemente  es una muestra de la realidad con la cual   los trabajadores judiciales tenemos que lidiar todos los días, dificultando nuestro trabajo y convirtiendo  nuestra jornada laboral en un suplicio.
No debemos resignarnos a trabajar en bombas de tiempo edilicias, la AJB San Isidro es la única que se preocupa por nuestras condiciones laborales, así que ante situaciones como estas no dudes en concurrir a la sede gremial.

Adjuntamos copia de las presentaciones realizadas.

5 4 3 2 1