Los maestros le dijeron que no a Vidal


En la primera reunión paritaria, la gobernación propuso 15 puntos de aumento y una suma para los docentes que no hicieron paro en 2017. Para los gremios, la oferta implica una pérdida de los salarios ante la inflación. Volvieron a exigir la cláusula gatillo.

La gobernación bonaerense propuso a los maestros un aumento salarial del 15 por ciento, sin cláusula gatillo, y el pago de una suma fija de 4500 pesos para los docentes que el año pasado no hayan adherido a los paros. Los gremios rechazaron la oferta por insuficiente. Los 15 puntos ofrecidos por el gobierno, plantearon los dirigentes sindicales, quedarán muy por debajo de la inflación estimada para este año. “Sería un aumento de 1870 pesos a terminar de cobrar recién el 1 de octubre. En la situación inflacionaria que tenemos, esto es pretender bajarles el salario a los docentes, cosa que ninguno de los sindicatos del Frente de Unidad estamos dispuestos de ninguna manera a aceptar”, señaló Roberto Baradel, el titular del Suteba.

La reunión de ayer la paritaria docente bonaerense fue la primera del año (las partes no se juntaban desde noviembre) y se realizó en un clima totalmente desfavorable para cualquier acuerdo. Como se recordará, en enero el gobierno nacional eliminó por decreto la paritaria nacional del sector –donde se fijaba el piso salarial para los maestros de todo el país–. El DNU fue el anticipo de que la administración de Cambiemos había decidido avanzar, como ya lo hizo el año pasado, con el ajuste sobre los sueldos docentes y el disciplinamiento de sus organizaciones. El 15 por ciento ofertado ayer por la gobernación de María Eugenia Vidal y el premio a los que no hayan parado van en el mismo sentido.

El aumento fue ofrecido en tres cuotas: 5 por ciento en enero, 5 en mayo y 5 en septiembre. Los funcionarios filtraron a los medios que, con estos números, el sueldo promedio del sector pasará de 24.659 a 28.375 pesos. Sin embargo, los docentes indicaron que el sueldo para un maestro sin antigüedad, con jornada simple, es de 12.500 pesos, y que así pasaría a 14.400 pesos.

Los gremios también se opusieron a que la suma fija de 4500 pesos sea condicionada al presentismo, aunque en la conferencia de prensa que ofrecieron al salir de la reunión prácticamente no hablaron del punto. Este criterio de premiar a los que no adhirieron a las huelgas ya había sido aplicado por Vidal en 2017, y denunciado como una medida antisindical.

La audiencia se realizó en la sede del Ministerio de Economía provincial, en La Plata, con representantes del Suteba, FEB, Sadop, AMET, Udocba y UDA.  En la jornada se pusieron de relieve, por otra parte, las tensiones internas a las que está sometido el arco de alianzas gremiales. En los últimos años, los seis gremios habían logrado armar un Frente de Unidad; en los últimos días, la Unión de Docentes Argentinos (UDA) criticó “la estrategia de negociación” del Frente y ayer no participó de la reunión que, de manera previa a la audiencia paritaria, realizaron los demás integrantes para consensuar una postura.

Por otra parte, a los dirigentes de ATE y Soeme, que habían participado de la paritaria bonaerense del año pasado, ahora no les permitieron ingresar a la negociación. Estos dos sindicatos, por tener afiliados docentes (unos dos mil de algunos distritos del conurbano) habían hecho valer en 2017 un amparo judicial para sentarse a la mesa. Ayer, la gobernación planteó que esa cautelar estaba vencida y que no podían ingresar.

Sin acuerdo, la posibilidad de que las clases no comiencen a término quedó latente. “Nosotros no hemos planteado el no inicio. Nadie habló de medidas de fuerza, pero reclamamos una propuesta seria y sustentable que incluya una cláusula gatillo”, respondió sobre el llamado a medidas de fuerza Mirta Petrocini. La titular de la Federación de Educadores Bonaerense remarcó que “la señora gobernadora ha planteado que la paritaria no vence el 5 de marzo: nosotros le decimos que la paritaria ya está vencida al 31 de diciembre de 2017, por eso la urgencia de discutir y negociar”.

Baradel agregó que esperan “recibir una nueva propuesta, porque no pueden esgrimir que no tienen dinero. Leí que algún medio decía que la gobernadora instruyó a los ministros para que planteen que se va a pagar ‘lo que se pueda pagar’. La provincia puede pagar mucho más, ya lo demostramos el año pasado. Este año tiene, además, un adicional de 40 mil millones de pesos”.

En la reunión paritaria, el gobierno bonaerense estuvo representado por el ministro de Trabajo, Gabriel Villegas; el de Asuntos Públicos, Federico Suárez; el subsecretario de Política y Coordinación Económica, Damián Bonari, y el director general de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny.

Tras el rechazo de la oferta, no fue fijada fecha para la próxima reunión. Fuentes de la gobernación adelantaron que tienen en elaboración, para presentar ese día, una propuesta sujeta al presentismo para el 2018, un criterio que los docentes también vienen rechazando.

 Fuente: https://www.pagina12.com.ar

Articulo Siguiente Miércoles 21: Cese de actividades a las 11:00 hs y movilización a C.A.B.A

Articulo anterior Se cierran diez escuelas del Delta

Sobre el Autor AJBSanIsidro

Related Posts