Nace Celac como único mecanismo de diálogo de Latinoamérica

 

Los 33 mandatarios de Latinoamérica y el Caribe acordaron hoy aquí la creación de la Celac como “único mecanismo de diálogo y concertación” de la región.

El objetivo de la Celac será avanzar “en el proceso de integración política, económica, social y cultural haciendo un sabio equilibrio entre la unidad y la diversidad de nuestros pueblos”, indicaron los gobernantes en la Declaración de Caracas.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) deberá además coordinar las posiciones de los 33 países miembros ante otros foros globales, se indicó en el documento final suscrito al término de dos días de trabajos en la capital venezolana.

Los jefes de Estado y de gobierno de la región señalaron que con el nuevo bloque la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre la Integración y Desarrollo (CALC) y el Grupo de Río “cesan formalmente en sus acciones y dan paso a la Celac”.

 

Sin embargo, precisaron que las declaraciones, resoluciones y comunicados de la CALC y del Grupo de Río pasaron a integrar “el patrimonio histórico” del nuevo bloque, que excluye a Estados Unidos y a Canadá.

Indicaron que la Celac reafirma “el propósito común de integración, unidad y cooperación” y “es la más alta expresión de nuestra voluntad de unidad en la diversidad, donde en lo sucesivo se fortalecerán nuestros vínculos políticos, económicos, sociales y culturales”.

Se comprometieron a considerar al nuevo mecanismo regional como “el espacio idóneo para la expresión de nuestra rica diversidad cultural y a su vez sea el espacio adecuado para reafirmar la identidad de América Latina y El Caribe”.

De igual forma, acordaron que la Celac se convierta en un “espacio que reivindique el derecho a la existencia, preservación y convivencia de todas las culturas, razas y etnias (…) en especial de las comunidades originarias”.

La Celac deberá reconocer “el derecho que tiene cada nación de construir su propio sistema político y económico, así como en el marco de instituciones correspondientes de acuerdo con el mandato soberano de su pueblo”.

Los procesos de diálogo que se activen desde la Celac deben de regirse bajo “el respeto al Derecho Internacional, la solución pacífica de controversias, la prohibición del uso y de la amenaza del uso de la fuerza, y el respeto a la autodeterminación”, según el texto.

Esos diálogos deberán también llevarse a cabo en el marco del “respeto a la soberanía, el respeto a la integridad territorial, la no injerencia en los asuntos internos de cada país, la protección y promoción de todos los derechos humanos y de la democracia”.

En la Declaración de Caracas, los gobernantes establecieron además la necesidad de impulsar el desarrollo sostenible de la región y profundizar la cooperación y la implementación de políticas sociales para la reducción de las desigualdades sociales.

Indicaron que es necesario avanzar en la “consolidación de la cooperación” para desarrollar “nuestras complementariedades económicas y la cooperación Sur-Sur, como eje integrador de nuestro espacio común y instrumento de reducción de nuestras asimetrías”.

Foto: Télam

Mujica: “Latinoamérica debe trabajar por la integración para conquistar su segunda independencia”

(Presidencia – Uruguay) En su alocución, en la sesión plenaria de la CELAC el Presidente José Mujica subrayó que el sueño de los libertadores de América no fue posible porque quien dominaba los puertos tenía el poder económico y militar de las ciudades. “Esa historia explica por qué vivimos tanto tiempo a espaldas de nosotros mismos, porque era mas importante la relación comercial con el mundo central”, afirmó.

“Para que los derechos de los débiles tengan peso en el concierto mundial hay que dejar de ser débil y el único camino es juntarse”, sostuvo Mujica en su participación del sábado 3 de diciembre en Caracas, y subrayó que “las patrias latinoamericanas, producto de una historia de luchas, necesitan un alero que las proteja, sino serán una hoja al viento”.

Según el Presidente el desafío de la CELAC será superar obstáculos lógicos del mundo central y obstáculos de los propios países de Latinoamérica. “Es un compromiso para los estados para garantizar la permanencia y para el logro parcial de los proyectos políticos”.

Otro punto aún débil para Mujica es que no se logró una penetración en la conciencia publica masiva de los movimientos sociales. “Ni los obreros ni los universitarios paran por la integración del continente. Hay un trabajo que no se hace acá y que es nuestra responsabilidad.
Esto precisa calor de pueblo”, enfatizó y recordó que detrás de Artigas estaban las masas heroicas y analfabetas, y que los negros sometidos participaron de la gesta revolucionaria.

“Hay una lucha de ser o no ser y nuestro deber será trabajar en la agitación de la conciencia de nuestros pueblos. Si no tenemos el aliento, el empujón, la participación de los de a pie, no tendremos la fuerza para llevar adelante este desafío”, puntualizó Mujica.

“La integración no está a la vuelta de la esquina, es una proeza de nuestro tiempo, porque no es fácil conquistar una segunda independencia. Tiene obstáculos grandes, pero lleva un logro formidable”, agregó.

Respecto a las relaciones comerciales
El Presidente de la República señaló que América Latina, con sus 600 millones de habitantes demuestra las posibilidades y potencialidades del continente y su rol en el mundo. “No hay que tener vergüenza de producir materias primas, hay que tener vergüenza de no aplicar los mecanismos responsables de explotación”.
“Industrializar no es tener más chimeneas, sino mayor valor agregado”, subrayó y enfatizó que el peor error en este contexto es perder la inteligencia. En tal sentido, dijo que sería más relevante que las universidades públicas de América Latina y el Caribe se reunieran porque son el capital del futuro.

“Hay un canto de esperanza en esta América Latina, pero la batalla es fenomenal y va a tener etapas”, sentenció.
El mandatario agregó que las relaciones comerciales también cambian y Asia pasará a ser determinante. “Algún día quienes tuvieron olvidada la mirada hacia el sur mirarán al sur, casi con gesto defensivo. Para ese entonces debemos estar juntos y fuertes. No debemos cometer el error del dogmatismo. Acá deben estar todos, derecha, centro e izquierda”.
Por último destacó que el éxito regional solamente se alcanza “si tenemos la actitud global de entender que ningún capital vale más, defensivamente, que tener la grandeza de andar juntos por encima de las diferencias.”

Se congratula China por integración de Latinoamérica con CELAC

(Pekín – Notimex) China se congratuló hoy por la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que para Pekín es un hito en la integración del continente.
CELAC- China
El ministerio de Relaciones Exteriores chinos informó, a través de su portavoz, Hong Lei, de que el presidente chino, Hu Jintao, envió un mensaje de felicitación a los fundadores de la CELAC, reunidos la semana pasada en Caracas.
Hong dijo que China espera que la CELAC contribuya de manera importante a la unidad y la coordinación regional de América Latina, al tiempo que sirve como institución para hacer frente a desafíos globales.
Enfatizó que China –uno de los principales socios comerciales de América Latina, con 180 mil millones de dólares en 2010- trabajará con la CELAC para reforzar las relaciones entre el gigante asiático y el continente latinoamericano.

Latinos se expresaron en concierto de la CELAC

(AGN) Pasadas las seis de la tarde la impaciencia afloraba en la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda de La Carlota, Caracas.
“¡Calle 13!, ¡Calle 13!”, gritaba insistentemente el público apostado en este espacio, elegido como escenario para cerrar con broche de oro la cristalización y nacimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños –Celac.
CELAC - Concierto
Minutos de silencio, y en segundos René Pérez, mejor conocido como Residente, en compañía de Eduardo Cabra, “Visitante”, agitó a todos los asistentes con el tema El baile de los pobres.
El dúo puertorriqueño, junto a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, fueron los grandes protagonista de este encuentro musical, donde también se presentaron los venezolanos Dame Pa’ Matala, los cubanos de Buena Fe, Los Aterciopelados de Colombia, Julian Marley de Jamaica, entre otras agrupaciones.

La lluvia arreció durante toda la tarde; aún así el público se mantuvo firme disfrutando de la presentación de los grandes triunfadores de la duodécima edición de los Grammy Latinos, quienes a través de sus letras reivindicadoras motivan a la reflexión sobre las distintas realidades sociales de los pueblos de América y el mundo.

“Contento de estar acá”, expresó Residente, luego de comunicar su tristeza por la ausencia de Puerto Rico en la Cumbre porque “obviamente somos una colonia norteamericana”, sin embargo, “estaría bueno que nos invitaran a participar en la Celac”, dijo.
De zapatos deportivos y cargado con la irreverencia que lo caracteriza, Pérez interpretó Nadie como tú, Vamo’ a portarnos mal, La bala y Pal’ Norte. Este último tema dedicado a todos los inmigrantes del mundo.

El sonido sinfónico no se hizo esperar, y luego de una corta despedida, Calle 13 escoltado por la Orquesta Simón Bolívar, entonó Latinoamérica, canción con la que concluyó su presentación.

¡Viva Venezuela, viva Latinoamérica… Viva Puerto Rico libre”, exclamó Residente, antes de retirarse de la tarima, junto a Visitante y los músicos de la agrupación, para partir esta misma noche a Lima, Perú, país donde debía cumplir con otro compromiso.

Celac abre las puertas para un sistema propio de defensa de los DDHH

CELAC- Derechos Humanos

(Caracas – AVN) La creación de nuevo un sistema interamericano para la defensa de los Derechos Humanos, sin hegemonías extrarregionales, y que responda a los intereses de los pueblos, es uno de los retos que se plantean los países que conforman la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), fundada el pasado sábado 03 de diciembre en Caracas.

Las asimetrías y contradicciones que caracterizan a las actuales instancias encargadas de la materia, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), se muestran como las principales razones que tienen los países del hemisferio para reclamar un sistema más justo.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, encabezó las discusiones al respecto y dedicó gran parte de su intervención en la cumbre para demostrar que “la OEA ha sido históricamente capturada por intereses norteamericanos”.

Y es que Estados Unidos, país que no ha ratificado el Pacto de San José sobre Derechos Humanos ni ningún otro tratado en la materia, tiene la presidencia de la CIDH y ejerce hegemonía por encima del resto de las naciones miembros por su condición de principal contribuyente monetario de la organización.

Correa sostiene que esa realidad ha convertido a la OEA en un una entidad “ineficiente y poco confiable”, que a lo largo de los años ha actuado en función de los intereses de Washington.

Poder fáctico
“Necesitamos un nuevo sistema interamericano y la Celac tiene un rol enorme” en función de ese objetivo, señaló el mandatario ecuatoriano, quien además denunció el uso de la OEA y sus instancias, por parte del poder fáctico de los medios de comunicación, para desestabilizar a las democracias en la región.

El presidente de Surinam, Desiré Bouterse, coincidió con Correa y afirmó que la manipulación de los medios es “es uno de los instrumentos que siempre se aplican para afectar a gobiernos democráticos”.
“Los que somos firmes creyentes de la libertad de expresión, sabemos que este es uno de los instrumentos que siempre se utiliza contra líderes. Ellos (medios privados) bailan al son de la música que le toquen otros países”, expresó Correa.

El Mandatario ecuatoriano recalcó que la lucha no es contra el derecho a la libre expresión sino contra el abuso de las empresas de comunicación que, debido a su poder económico, “secuestran la verdad y nuestras democracias”, sin que por ello tengan ninguna responsabilidad ulterior.

Incluso gobernantes conservadores como Porfirio Lobo, de Honduras, Ricardo Martinelli, de Panamá, expresaron su preocupación en la materia.

“Pareciera ser que lo que pensábamos que nos sucedía únicamente a nosotros, les sucede a todos por igual”, dijo Martinelli, en declaraciones reseñadas este domingo por la agencia Efe.

Celac debe abrir espacios
Ante la evidente desventaja de los Estados frente a las empresas de la comunicación, el presidente de Bolivia, Evo Morales, planteó la necesidad de que desde la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños se gesten “medios de comunicación que digan la verdad”.

El mandatario aymara insistió en que el papel de la prensa debe ser un debate permanente en el organismo “porque algunos medios nos acusan en base a las mentiras, tergiversaciones. Para los medios de comunicación eso es la libertad de expresión”.

Al término de la reunión presidencial, el Jefe de Estado venezolano acompañó la postura de Morales y sostuvo que la Celac “está llamada a seguir denunciando y dando las batalla de las ideas, así como creando espacios alternativos como la iniciativa Telesur, Radio del Sur”.
Consideró que la mejor estrategia para luchar contra los poderes fácticos de los empresarios de la información es abrir “televisoras y medios de comunicación social que estén en manos del pueblo. Esa es la mejor estrategia”.

Defensa a derechos fundamentales
Aunque por ahora la Celac es un organismo de diálogo y concertación política, entre los instrumentos adoptados y aprobados por el cónclave está un compromiso para edificar “Estados promotores del crecimiento y progreso social y generadores de procesos de desarrollo sostenible, de fortalecimiento de la gobernabilidad democrática, en igualdad de oportunidades para mujeres y hombres”.

El documento sobre inclusión social también establece el diseño de políticas públicas que permitan la erradicación de la pobreza y el desempleo, así como la disminución de las brechas “de acceso y calidad de los servicios básicos, en particular los de salud y educación”, para garantizar de esa manera el respeto a los derechos fundamentales.

Puesto especial entre los textos suscritos por los mandatario tuvo también un comunicado en el que los Estados acordaron coordinar esfuerzos con la Organización de Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), con el propósito de articular acciones concretas sobre seguridad alimentaria y nutricional.

Entre los aspectos contemplados están el intercambio de tecnología para apoyar a los productores agrícolas, la necesidad de discutir una reforma al comercio en materia de alimentos y la mejora en la distribución de rubros de consumo alimenticio, especialmente a las poblaciones vulnerables.

Los países del naciente bloque también expresaron su preocupación por la situación de los inmigrantes latinoamericanos y caribeños “ante las violaciones de sus Derechos Humanos y la falta de protección”, por lo que instaron a los Estados a incrementar sus esfuerzos para avanzar en la consolidación de la región como polo de desarrollo económico “libre de todos los factores expulsores que estimulan la migración internacional”.

Negocio privado de la comunicación desmontado en Cumbre de la Celac

(Caracas – AVN) Un periodista frente a una cámara de televisión dice que el presidente del país es una “pitufina”, un “tirano” o un “hipócrita”. Un dirigente opositor afirma frente a otra cámara de televisión que ese presidente lidera un gobierno “neonazi”. Desde diversos medios privados se repite, una y otra vez, que este mandatario propició un plan para legitimarse a través de un supuesto autogolpe de Estado.
CELAC - Comunicación
Este puede ser el resumen de los dos videos presentados por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinomericanos y Caribeños (Celac) que terminó el sábado en Venezuela.
Con un discurso encendido, el Jefe de Estado ecuatoriano desmontó en pocos minutos la telaraña mediática de su país, y que se expande por todo el continente, como lo advirtieron los mandatarios Hugo Chávez, de Venezuela; Evo Morales, de Bolivia, y Álvaro Colom, de Guatemala, quienes también se pronunciaron al respecto.

Como “poder fáctico” fueron calificados por Correa los medios privados que operan en América Latina y el Caribe, a los que apuntó por generar planes desestabilizadores y lucrar con la información.

En los videos se observan los improperios y el funcionamiento de organizaciones no gubernamentales, como la ecuatoriana Fundamedios, que trabaja conjuntamente con la Relatoría Especial Permanente para Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

Correa criticó la falta de objetividad de instituciones de este tipo y denunció el financiamiento exterior que reciben, principalmente desde Estados Unidos y la Unión Europea.

También manifestó su desacuerdo con las estrechas vinculaciones entre medios privados y entidades financieras, que en el caso de Ecuador manejan ocho familias. En estas compañías existe la censura previa y más de 50 periodistas fueron despedidos por su supuesto apoyo al gobierno, reveló el mandatario.

Correa explicó el caso del diario El Universo y del periodista Emilio Pacheco, quien fue denunciado judicialmente por el Ejecutivo ecuatoriano, luego de “de más de cuatro años de una sistemática campaña mediática para destruir la reputación del presidente y desestabilizar”.

“Respondimos enjuiciando a un medio, entonces ahora resulta que atentamos contra la libertad y los derechos”, señaló.
En el juicio contra El Universo, la administración ecuatoriana presentó como pruebas 150 editoriales injuriosos y si ese medio se rectificaba, la denuncia dejaba de tener valor como lo estipula la Constitución del país.

“Desconocieron el tribunal y no fueron. Toda acción judicial se detenía si rectificaban (…) pero nunca lo quisieron”, indicó.

La presentación de Correa en la Celac trajo nuevamente a debate la cuestión mediática y el funcionamiento de grupos como Clarín en Argentina, Televisa en México o Globovisión y otras empresas de comunicación opositoras en Venezuela.

“Ahora que los Estados están manejados por gobiernos democráticos se lo acusan de dictadura”, cuando los grandes medios apoyaron y lucraron durante los régimenes militares en el continente, aseveró el mandatario ecuatoriano.

En declaraciones a la prensa, Correa propuso la discusión de una Ley de Comunicación regional que prohíba la censura previa, pero establezca criterios de responsabilidad ulterior para empresas y periodistas.

A las palabras de denuncia de Correa, se sumó el presidente Hugo Chávez, que explicó que “la derecha venezolana pretende, a través de sus medios de comunicación, presentar a los pueblos caribeños como mendigos”.

También el mandatario guatemalteco, Álvaro Colom, recordó cuando lo acusaron de ser el responsable del asesinato de un abogado en 2009, y cómo los medios privados de su país tuvieron un rol fundamental para generar una opinión en su contra.

El Jefe de Estado expresó que al presidente Correa “lo quieren bajar (derrocar) mediáticamente, a mí me quisieron bajar de otra manera, al (ex presidente hondureño Manuel) Zelaya de otra”.

El mandatario boliviano Evo Morales remarcó que “ya es hora de que los Estados y gobiernos gestemos nuestros medios de comunicación que digan la verdad, porque nos acusan con base en mentiras y tergiversaciones, en nombre de la libertad de expresión”.

Finalizada la Cumbre de la Celac, un buen síntoma que quedó flotando en el aire es que el bloque regional se convierta en caja de resonancia de temas que se encuentran en un intenso debate en la región. El caso de las empresas privadas de comunicación es uno de ellos, porque el poder que desplegaron durante décadas permite a un periodistas decir, sin sonrojarse, que un presidente es una “pitufina” o directamente llamar a derrocar a un mandatario legítimo, como en los casos de Venezuela, Bolivia y Honduras.

Celac: Escenario de propuestas ante la crisis económica global

(Caracas – AVN) Durante la cumbre que dio nacimiento a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en Caracas,  los representantes de los 33 países que integran el bloque se comprometieron a tomar medidas para hacer frente a la crisis económica y financiera global.
CELAC - Crisis global
En  las plenarias, que se desarrollaron este viernes y sábado, los jefes de Estado expusieron sus propuestas para fortalecer la economía y el desarrollo de una zona geográfica que agrupa a casi 600 millones de personas, y que cuenta con importantes reservas energéticas y abundantes  recursos naturales.

Una región que hasta ahora no ha sufrido graves daños por los problemas económicos que agobian a Estados Unidos y Europa, y que de acuerdo a con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) creció 5,9% en su Producto Interno Bruto (PIB) durante 2010 y tiene previsto alcanzar una tasa de crecimiento del PIB del 4,7% para 2011, lo que implica un aumento del 3,6% en el PIB por habitante.

Intercambio regional
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, señaló que el fortalecimiento del intercambio interregional permitirá hacer frente de manera efectiva a la crisis económica que azota a varias de las llamadas potencias internacionales.
Señaló que la Celac nace “en el marco de una crisis gravísima, con alta volatilidad de los mercados”, e insistió en la necesidad de abordar mecanismos más concretos y efectivos “para lograr medidas y políticas que nos ayuden a preservarnos de estas crisis que nos vienen desde afuera”.

Advirtió sobre la necesidad de revisas las cifras del comercio entre los países que forman parte de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi): Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela y Argentina.
“Nuestros países tienen comercio intrazona, es decir, entre nosotros de 16 % de sus exportaciones e importaciones; y en cambio tienen el 84 % fuera de nuestros propios países. Por eso creo que para hablar de integración, deberíamos comenzar a mirar un poquito los números”.

Inclusión social
Un llamado a la integración y la inclusión social para mantener el crecimiento de la economía regional y protegerla de los efectos de la actual crisis financiera, hizo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.
Recordó que el principal propósito de la Celac es “lograr una integración que transforme nuestra región con las potencialidades que ya tiene”.

“En América Latina queremos una integración que no sea aquella que sólo beneficia a algunos países”, subrayó.
Planteó evitar situaciones como las que ocurren en la Comunidad Europea.
“Estoy hablando de un nuevo paradigma en que las economías más desarrolladas de nuestra región no pueden ni absorber, ni subordinar, ni tampoco tutelar a sus vecinos como estamos viendo que está pasando en zonas que hasta ahora eran llamadas civilizadas”, expuso.
De acuerdo con Rouseff, en esta nueva visión la región podría mostrar “su vocación para generar conocimiento”.

Estímulo a la producción
Para el mandatario dominicano, Leonel Fernández, es necesaria la creación de una nueva arquitectura financiera latinoamericana y del Caribe, que sea lo suficientemente fuerte para frenar el impacto de la crisis que azota a varias naciones europeas, que a su juicio se encuentran en situación “pre-insurrecional” a causa de la aplicación de políticas económicas neoliberales.
Planteó que esta estructura debe basarse en el impulso a las políticas de estímulo a la producción y no en los estímulos fiscales y/o recortes del gasto público.

Advirtió que en medio de la crisis financiera, los mercados a través de las agencias calificadoras de riesgos están incidiendo en la inestabilidad política de los gobiernos, “lo que hoy podríamos llamar golpes de mercados”.
Estos golpes, advirtió, han llevado a algunos gobiernos de Europa a la aplicación de recortes sociales, “y por consiguiente la promoción de crisis social que se manifiesta en protestas callejeras”.

Productividad inteligente
A juicio del presidente de Uruguay, José Mujica, América Latina está demostrando sus posibilidades de crecimiento y tiene a favor “un capital formidable” para la integración.

“No hay que tener vergüenza de ser productores de materia prima, hay que tener vergüenza de no aplicar los criterios más finos para la explotación de nuestra propia riqueza, industrializar no es, necesariamente, equivalente a llenarse de chimeneas, industrializar es generar más valor en menos tiempo”, indicó.

Para Mujica la productividad debe ir acompañada de la inteligencia, por lo que instó a los dirigentes de las naciones de la Celac a vislumbrar el cambio abrupto que se está produciendo en las relaciones comerciales del mundo.

“Asia pasa a ser el centro determinante del mundo, y lo está haciendo delante de nuestros ojos”.
Advirtió que en la historia de América Latina, “lo peor no ha sido no lo que vino de afuera”, sino los aliados que en los propios países de la región sirven a esos intereses externos, “y eso fue siempre, eternamente, lo que nos debilitó” y así debemos comprenderlo.

Planteó la necesidad de entender la importancia de la integración latinoamericana y caribeña y del desarrollo de una política defensiva común, “porque la soberanía del viejo Estado Nacional está jaqueada, pero está jaqueada en contra de los débiles”, explicó.

Plan de acción
De acuerdo con el Plan de Acción de Caracas 2012, la lucha contra la crisis financiera será un tema fundamental de la Celac durante el próximo año.

En el documento suscrito en la plenaria fundacional de la Celac se propone generar herramientas para mejorar el financiamiento del comercio, además del fortalecimiento de las capacidades internas y regionales para prevenir las crisis al interior de la región, así como “los impactos extra-regionales, la mitigación de sus efectos adversos y la prevención del contagio mediante el mantenimiento de sólidas políticas fiscales y monetarias intrarregional”.

La Celac se comprometió a avanzar en el desarrollo de una nueva arquitectura para “fortalecer los mecanismos financieros regionales y subregionales, y reconocer los avances de los sistemas binacionales y regionales de compensación de pagos, créditos y financiamiento transitorio”.

El bloque impulsará el rediseño de las instituciones financieras internacionales, para potenciar el poder de voz y voto de los países en desarrollo, bajo los principios de equidad y solidaridad, con el objeto de democratizar el proceso de toma de decisiones y “eliminar o flexibilizar” las condiciones para el otorgamiento de préstamos.

Como parte de los esfuerzos para aumentar la cooperación en la región, la Celac expuso en su plan de acción la necesidad de adoptar medidas de prevención, mitigación y control de crisis financiera a partir del aprovechamiento del intercambio de información y experiencias.

En el campo comercial se retomó la idea de crear una Preferencia Arancelaria Latinoamericana y del Caribe, así como elaborar un programa que facilite el comercio en la zona, mediante planes de transporte, proyectos aduaneros y digitalización de procedimientos.

Reducción de la pobreza es uno de los principales desafíos de la Celac

(Caracas – AVN) Reducir las desigualdades en los países de la región a través de la cooperación y la puesta en marcha de políticas sociales efectivas, fue uno de los retos planteados durante la Cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), incluido en la Declaración de Caracas.
Aunque la región en su conjunto muestra un permanente crecimiento económico y la actual crisis mundial, hasta el momento, ha sido superada con medidas de inclusión y un avance en la redistribución de la riqueza, el territorio que va del Río Bravo hasta la Patagonia sigue siendo uno de los más desiguales del mundo.
CELAC - Pobreza
Décadas de expoliación, explotación indiscriminada de los recursos naturales y políticas de Estado diseñadas desde Washington y desde los organismos financieros internacionales, tienen duras consecuencias que todavía hoy repercuten en el hemisferio.
Durante la Cumbre de la Celac, el presidente de Cuba, Raúl Castro, dio el toque de alerta concreto sobre esta situación, al detallar que en la región existen 180 millones de pobres, de los cuales 72 millones se encuentran en extrema pobreza.

El líder revolucionario indicó que este flagelo afecta a 81 millones de niños, de los cuales 13 millones no tienen acceso a la alimentación”, en una zona “que produce más nutrientes de los que necesita”.

Castro advirtió que si las naciones cumplieran los Objetivos del Desarrollo del Milenio aprobados por la ONU, igualmente la situación de las personas en estado de pobreza sería una tragedia.

La pobreza no fue analizada por el presidente cubano como un hecho aislado o “natural” del continente, sino que señaló la responsabilidad de las oligarquías y capitalismo.

Al respecto el mandatario de Surinam, Desiré Delano Bouterse, graficó de forma cruda la pobreza: “Soy el presidente de un país rico, con niños que nunca han visto un tetero”.

El Jefe de Estado explicó que su país, según informes del Banco Mundial (BM), es rico en recursos naturales, pero “tenemos tribus en el interior del país que nunca han visto una botella de leche”.

Estas dos imágenes presentadas por Bouterse son ejemplos claros de una región que ha sufrido las consecuencias de sistemas políticos que privilegian ganancias extremas a costa de sus pueblos.

Tanto Raúl Castro como el presidente de Surinam coincidieron en que esos sistemas están acabados y que América Latina y el Caribe deben impulsar la solidaridad y la cooperación para enfrentar este flagelo.

La región debe unirse, sentenció Bouterse, porque existe la “renuencia para atacar las causas de los problemas, aparentemente porque las ganancias a corto plazo parecen ser más importante que el bienestar de la comunidad internacional”.

En sus declaraciones, los mandatarios que se manifestaron al respecto coincidieron en que la pobreza está ligada a la actualidad económica y los mecanismos financieros.

El viernes pasado, el primer ministro de Antigua y Barbuda, Winston Baldwin Spencer, expresó que el nacimiento de la Celac aspira a “tomar decisiones conjuntas que nos permitan afrontar la crisis económica”.

Felipe Calderón, presidente de México (país que junto a Honduras presenta el mayor incremento de la pobreza en la región, de acuerdo con la Cepal), se pronunció al favor de “cerrar la brecha entre ricos y pobres”.
La Jefa de Estado argentina, Cristina Fernández, apoyó las propuestas para estimular el crecimiento económico y reducir el desempleo en la región.

“En base a la cooperación y la solidaridad estaremos en condiciones de mitigar el impacto negativo y mantener niveles de crecimiento y la estabilidad social”, expresó.

Tras la Cumbre de la Celac queda llevar a la realidad el compromiso escrito y ratificado por los mandatarios y profundizar lo realizado hasta el momento.

La imagen de ese niño surinamés que nunca vio un tetero es una razón para que se cumpla ese compromiso.

La Celac expresó su “más firme respaldo” al reclamo argentino por la soberanía de las Malvinas

(Caracas – Télam – Enviados especiales) Los 33 países de la región, nucleados en laComunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) expresaron su “más firme respaldo” al reclamo argentino por la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.

CELAC - Malvinas
En un comunicado, dado a conocer tras la cumbre de clausura de la CELAC en la capital venezolana, las Jefas y los Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe, reiteraron “su más firme respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.

Asimismo, reafirmaron el “permanente interés” de los países de la región en que los Gobiernos de la Argentina y el Reino Unido “reanuden las negociaciones a fin de encontrar -a la mayor brevedad posible- una solución pacífica y definitiva a dicha disputa” en conformidad con los pronunciamientos ONU y de la OEA.

Los 33 países que integran la CELAC remarcaron también la importancia de “observar” lo dispuesto por la Resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que insta a las dos partes a que se abstengan de adoptar decisiones unilaterlales,que alteren la situación.

El comunicado destaca además “la permanente actitud constructiva y disposición” del Gobierno argentino para “alcanzar, por la vía de las negociaciones, una solución pacífica y definitiva a esta anacrónica situación colonial en suelo americano”.

En ese contexto, los mandatarios reunidos en Caracas instruyen a la Presidencia Pro Témpore de la CELAC a “realizar una gestión” ante el secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, con el propósito de “solicitarle que renueve sus esfuerzos en el cumplimiento de la misión de buenos oficios que le fuera encomendada por la Asamblea General a través de sucesivas resoluciones a fin de que se reanuden las negociaciones” entre ambos países.
Fuente: ULAN

AJB-CTA SAN ISIDRO