Un operativo con decenas de policías, ingresó esta mañana sin orden judicial a una vivienda, golpeó brutalmente a la familia (incluyendo a menores) y demolió una construcción en el barrio de Beccar. Los terrenos del barrio han sido sujeto de una expropiación por el Estado Provincial y la Constitución impide cualquier intervención judicial en ellos.      

uspallata Esta mañana, un operativo de la policía bonaerense cercó los accesos al barrio Uspallata de Beccar y con decenas de policías (2 colectivos, indicaron los vecinos) ingresó violentamente a una vivienda para demoler una construcción en el segundo piso de la misma. La orden de demolición fue dictada por la jueza de faltas de San Isidro, Virginia Stella. Dicha orden indica expresamente que la medida debía realizarse sin ingreso a la vivienda, lo cual no fue cumplido por el operativo policial.

El barrio Uspallata fue el centro de una importante polémica durante el 2014, después que el Intendente de San Isidro, Gustavo Posse, enviara al Concejo Deliberante un proyecto para erradicar a las 62 familias del barrio y realojarlas fuera del distrito, con el  fin de llevar adelante un desarrollo inmobiliario en esos predios. El proyecto, con algunas modificaciones, fue aprobado por el Concejo Deliberante el último diciembre, pero el Congreso Provincial sancionó en abril una ley de expropiación de los terrenos del barrio, con el fin de comenzar un proceso de regulación dominial en favor de las familias que lo habitan.

“Cerca de las 11 de la mañana, yo estaba durmiendo y escucho a mi sobrina que dice ‘mami, está lleno de policías’ ” cuenta a Que Pasa Elias Reyes de 16 años que se encontraba en su casa junto a su hermano mayor, su cuñada y tres sobrinos. “La policia entró, subió y comenzó a pegarle a mi hermano. Cuando vi le que estaban pegando quise subir y me atajaron de atrás, me pegaron en la nuca y me tiraron por la escalera. Ahora dicen que nosotros los agredimos. Nosotros no agredimos a nadie, sólo fuimos a defender lo que es nuestro. No puede ser que con tanto sacrificio te lo tiren” cuenta el menor.

Todo lo sucedido encadena una serie de violaciones de derechos y constituye otra hecho mas de violencia institucional ejercida hacia los habitantes de los barrios mas humildes.  La jueza de faltas, Stella, desconoció la Ley de Expropiación y la Constitución Provincial que impide cualquier medida judicial, ordenando una demolición. En la misma orden, se deja asentado que no se puede entrar al domicilio, sino que se debe constatar y demoler desde afuera. La policía ingresó sin orden judicial auna viviende donde había 4 menores, golpeó hasta dejar inconsciente en el piso al hijo mayor, a quien esposaron y se lo llevaron detenido. También agredieron a un menor (le rompieron la ropa y lo arrojaron por la escalera), y a otro familiar. Luego procedieron a demoler una construcción antigua, en la cual se había empezado a hacer una refacción, según indicó la familia.

La diputada provincial Patricia Cubría (FPV), quien se presentó en la comisaria buscando la liberación del joven detenido, remarcó: “La perversión de la jueza de faltas que citó a la madre de los chicos a las 8 de la mañana en el juzgado mientras mandaba a demoler la casa”. Cubría denunció el abuso de autoridad de la policía bonaerense: “La policía ingresó con toda violencia, habiendo chicos adentro. A los golpes corrieron a todos y empleados del Municipio comenzaron con la demolición. Jonatan, que está detenido, fue golpeado ya estando esposado, hasta que se desmayó. No se respetaron ninguno de los derechos”. La diputada señaló que ya estaban en contacto con funcionarios de la provincia responsables de la policía y que se realizará la denuncia penal correspondiente a los funcionarios policiales.

“La jueza hizo caso omiso de la ley de expropiación que tiene el barrio y de la Constitución Provincial. No hay ninguna orden judicial que se pueda aplicar sobre esas tierras hasta que no se resuelva el juicio de expropiación. La ley se ha promulgado de oficio y el barrio está comenzando su proceso de regularización. Acá hay una disposición de parte del Municipio de hacer esto. Es decisión política del Intendente de mandar a hacer esta barbaridad” concluyó la diputada Cubría.

Hasta las 15hs, Jonatan Reyes de 26 años continuaba detenido en la Comisaria 11ra de San Isidro.

Fuente: QuePasaWeb

 

CTA ZONA NORTE