El Sindicato de Trabajadores de Vigilancia Privada (STVP), inscripción gremial 2822, manifiesta que en el día de ayer llegó a un acuerdo con la empresa de seguridad HIGH TOP SEGURITY S.A., logrando el levantamiento de las suspensiones dispuestas por causas económicas y sin goce de haberes de los trece (13) vigiladores —entre ellos dos (2) delegados— que se desempeñaban en la firma CHEEKY y el pago íntegro de los salarios del mes de agosto y de los meses subsiguientes.

La empresa se comprometió a reasignarles un objetivo laboral con la mayor celeridad posible respetando sus derechos laborales adquiridos. Con lo acordado, el sindicato deja en suspenso las medidas de fuerza convocadas al efecto y se compromete a preservar la armonía entre las partes. Conviene resaltar que, esto implica un verdadero triunfo del Sindicato de Trabajadores de Vigilancia Privada, dado que en todo momento bregó por la unidad y la contención de los compañeros afectados, resistiendo con todos los medios disponibles a su alcance para la conservación de los puestos de trabajo. 2 No es un dato menor en tiempos en donde algunas organizaciones sindicales y sus dirigentes, no solo no pelean por sus representados sin que permiten ante el estado de necesidad actual la resignación de derechos laborales a cambio de irrisorias indemnizaciones, lo que en muchos casos, es el primer paso al desempleo permanente.

Queremos agradecer a Cristian López y al Sindicato Unidos Trabajadores Custodios Argentinos (SUTCA), al diputado Miguel Funes y Lorena Gómez, a Hugo Russo (CTA zona norte), a Daniel Pérez Guillen (CTA provincia), a nuestro equipo jurídico, a los medios de comunicación que dieron apoyo y difusión al tema, y fundamentalmente, a los compañeros vigiladores que sufrieron la medida. Saludamos a todos y todas, nos mantenemos en alerta y decimos más que nunca: la única lucha que se pierde es la que se abandona.