Un grupo de vecinos preocupados por la pérdida de espacios verdes públicos en Vicente López se reunieron durante la noche de ayer en la Biblioteca Popular Sudestada, ubicada en Aristóbulo del Valle 1631, para informar sobre una presentación judicial hecha en relación a las construcciones de destacamentos policiales en las plazas del distrito.

 

Entre los participantes se encontraban integrantes de la Asamblea Unidos por el Río, de AIPO (que nuclea a los vecinos para la el cuidado y la recuperación del Puerto de Olivos),  de Agrupación de Vecinos, entre otras organizaciones y agrupaciones, que debatieron sobre el déficit de espacios verdes en Vicente López, las reiteradas construcciones de postas policiales en estos lugares, y la medida cautelar impulsada para pedir información al Municipio sobre el tema y para terminar con la construcción en las plazas públicas del distrito.

Esta medida se basa en un relevamiento llevado a cabo por los mismos vecinos, que informa que el espacio verde por persona en el partido es de 0,81 metros cuadrados, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Constitución de la provincia de Buenos Aires establecen que debe ser de 10 metros cuadrados por habitante.

En un comunicado, la Asamblea Unidos por el Río sostuvo que la medida se realizó por “la decisión del gobierno municipal de Jorge Macri y la mayoría automática del Concejo Deliberante de utilizar plazas públicas, lugares para el esparcimiento y de juegos de nuestros niños, como espacios para instalar destacamentos policiales, sin audiencias públicas ni consulta a los vecinos”. El 6 de agosto pasado, el bloque del PRO en el Concejo Deliberante aprobó la construcción de cinco nuevas postas policiales, cuatro de ellas, en espacios públicos.

Fernando Cabaleiro, abogado e impulsor de la medida, entregada hoy ante la justicia, explicó el fin de la demanda presentada: “El objetivo de la acción es proteger los espacios verdes de Vicente López frente a la embestida del municipio de seguir construyendo destacamentos policiales en plazas públicas, tal como ocurrió con la Plaza Vienni en Villa Martelli, que incluso se llevó delante de una manera irregular”. Además, agregó que “hay una serie de decretos y ordenanzas que son inconstitucionales, porque no contemplan una instancia de participación ciudadana”.

La demanda busca llevar adelante una revisión normativa, que tiene dos instancias: la primera debe ser realizada por el juez para que el Municipio remita todos los antecedentes administrativos, como estas ordenanzas y decretos, y así poder analizar la problemática. Y la segunda, que corresponde a la medida cautelar propiamente dicha, en la que se intentará suspender las obras y generar un precedente para que no vuelvan a realizarse este tipo de construcciones en los espacios verdes públicos.

“Se trata de una demanda colectiva que representa a todos los vecinos de Vicente López, y a la que todos pueden adherir”, señaló Cabaleiro, y añadió: “Nosotros consideramos ilegales estas intervenciones edilicias en las plazas, porque estos lugares tienen valor histórico, cultural, patrimonial y paisajístico. En estos casos, la ley establece que se requiere una evaluación de impacto ambiental para construir en estos sitios, que acá no existió.”

La demanda se basa en un relevamiento de los vecinos, que arrojó la cantidad de espacio verde en metros cuadrados por habitante. “Se realizó un mapeo real y virtual de todas las plazas y los espacios públicos verdes, con el que se pudo constatar que en el distrito hay alrededor de 220 mil metros cuadrados de espacios verdes y, según el último censo, alrededor de 271 mil habitantes. Esto da como resultado que el espacio verde por habitante es de 0,81 metros cuadrados, menos del 10 por ciento de lo que establece la OMS y la provincia de Buenos Aires en su Constitución”, finalizó Cabaleiro.

 

Fuente: QuePasWeb