El pasado jueves hechos de suma gravedad se dieron en el Juzgado de Familia Nº 2 sito en Bilbao 912 de San Isidro. En horas de la tarde/noche, momentos en los que se estaba llevando a cabo la entrega de la tenencia de un menor a su padre, un grupo de familiares y allegados a la madre del menor se manifestaron violentamente en la puerta del Juzgado, produciendo no solo roturas en el inmueble mencionado si no también agrediendo física y verbalmente a los compañeros y compañeras funcionarios y peritos que se encontraban en ese momento en el Juzgado. El escaso personal policial que había en ese momento en el lugar no pudo garantizar en ningún momento la seguridad de las compañeras y compañeros que allí se encontraban trabajando, quedando los mismos en una situación de total desprotección.

Son tiempos donde la conflictividad social por distintos motivos se ve en aumento y donde la justicia a veces con razón se encuentra en tela de juicio por no poder o por no querer dar respuesta, llevando la deslegitimación de la justicia en todos sus ámbitos a los niveles más altos. Sin embargo debemos decir también que sería muy injusto meter a todos en una misma bolsa ya que son muchas y muchos trabajadores los que día a día trabajan denodadamente para que no sea todo lo mismo y para empezar a cambiar desde adentro la realidad del Poder Judicial.Desde este sindicato venimos reclamando desde hace años que se brinde en cada dependencia judicial la debida protección a los trabajadores y trabajadoras que desarrollan sus tareas, sobre todo en aquellas dependencias donde por la problemática que tratan existen constantemente estos peligros latentes.

Es imposible pensar en una justicia que funcione al servicio del pueblo si no es con las condiciones mínimas de trabajo. Es indispensable que en estos tiempos que corren y para un correcto funcionamiento de la justicia la Corte como cabeza de poder active los resortes necesarios para garantizar la seguridad de todos los trabajadores y trabajadoras judiciales. La falta de cobertura de las vacantes, las malas condiciones edilicias, la falta de seguridad en los edificios judiciales repercuten de manera negativa tanto en la salud de nuestros compañeros como así también en el servicio de justicia.

Por eso instamos a todos los actores sociales y a los partidos políticos a trabajar juntos para lograr hacer las reformas que hagan falta para de una vez por todas tener un poder judicial que tenga las herramientas necesarias para poder trabajar adecuadamente.

Creemos que son muchas las criticas para hacer al poder judicial y muchos los personajes para salir a cuestionar, pero eso no puede hacerse livianamente, sin la información necesaria, sin entender cada caso en particular y buscando hacer demagogia con temas tan sensibles para nuestra sociedad.Nuestro saludo apoyo y solidaridad con todos los trabajadores y trabajadoras del Juzgado de Familia Nº 2 de San Isidro ratificando como siempre nuestro compromiso de continuar trabajando por mejores condiciones de seguridad y salubridad laboral en todo el poder judicial, porque sin justicia hacia adentro del mismo, difícilmente pueda haber justicia puertas hacia afuera.