FIRMA DE CONVENIO INSTITUCIONAL

 

El pasado viernes 23 de mayo, se suscribió un convenio de cooperación entre la Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional, La Comisión por la Memoria la Verdad y Justicia de Zona Norte, CTA de Buenos Aires y la AJB San Isidro, conjuntamente con distintas organizaciones de Vicente López en la seccional de Suteba.

Estuvieron presentes y participaron de la firma del convenio el diputado nacional Leo Grosso, el titular de la CTA en Vicente López Julio Ceresa, el concejal Joaquin Noya, la referente de la Comisión por la Memoria, Verdad y Justicia de Zona Norte Raquel Witis, el Secretario General de la AJB San Isidro Marcelo de Gori, el Secretario General adjunto de CTA en BsAs Daniel Perez Guillen y los militantes de organizaciones sociales de Vicente López entre ellos Emilio Pres, Emiliano Ortenzi y Cristian Montiel.

La Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional surge con la intención de contrarrestar desde la política los abusos policiales, detenciones ilegales y casos de gatillo que se comenten en el país y buscarle una solución. Para esto se construyó una red de abogados especializados en todo el país y se busca impulsar una seguridad democrática y una justicia legítima y popular.

Respecto al convenio suscripto Raquel Witis señaló que “es de suma importancia instalar la problemática de la violencia institucional sobre todo en el conurbano en donde se vive y siente la violencia policial diariamente. Tenemos que instalar la necesidad de una seguridad democrática para terminar con las prácticas policiales discriminatorias y violentas”.

En tal sentido subrayó “las fuerzas de seguridad por tener el monopolio de la violencia legítima pueden producir daños muy graves en las personas. Debemos erradicar estas prácticas que no son nuevas, debemos dar una lucha en cuanto a la formación de las fuerzas, para que la justicia no avale este tipo de prácticas y modificar un discurso social y mediático que las legitima poniendo a los pibes como el principal problema de la inseguridad”.

Julio Ceresa por su parte destacó que “estamos intentando destruir los resabios que quedaron de la dictadura y los noventa que tienen que ver con poner a las fuerzas de seguridad en contra de los sectores más humildes y los chicos pobres que por tener una gorrita, ser morochos son catalogados como delincuentes. Queremos desterrar esa visión y que el estado contenga a esos pibes, incorporarlos al mundo laboral”.

Marcelo de Gori, sostuvo: “Desde la justicia tenemos la responsabilidad de democratizar la Justicia y llegar más a la gente”.

Por su parte, El Secretario de la CTA en la Provincia de Buenos Aires y referencia del Encuentro de la Militancia Judicial, Daniel Pérez Guillen, enfatizó que hay que “discutir las herramientas que tiene el estado de control social, porque la policía es más parte del problema que de la solución.”

El cierre estuvo a cargo de Leonardo Grosso quien subrayó que “es un orgullo hacer el encuentro en esta casa porque estamos convencidos de que los trabajadores son el sujeto social que va a transformar la historia”.

A su vez enfatizó que “cada vez que en esta sociedad se empieza a agitar el fantasma de la mano dura, del que las hace las paga, planteando el aumento de penas, el encarcelamiento masivo; los únicos resultados que vemos son: más pibes muertos en los barrios por policías. Mientras tanto los índices de inseguridad no se modifican en lo más mínimo”.

“Las leyes Blumberg han sido un desastre, no sólo no modificaron los índices del delito sino que abarrotaron nuestras cárceles de pibes pobres”, agregó.

Por último planteó tres ejes: la reforma judicial, la reforma policial y la prevención de la violencia.

El documento firmado señala que “es imprescindible alcanzar un acuerdo político y social amplio que permita avanzar en el diseño e implementación de políticas de corto, mediano y largo plazo, orientadas a encontrar soluciones inmediatas y perdurables a las demandas sociales en materia de seguridad”.

Entre las cláusulas del convenio que se firmó en el acto las partes se comprometen a organizar conferencias, jornadas y capacitaciones que aborden y concienticen sobre la violencia institucional.

También se va a diseñar y organizar mediante capacitaciones una red de voluntarios de la campaña que va a estar integrada por estudiantes, profesionales, promotores, asesores legales y referentes territoriales. Al mismo tiempo, el convenio designa como responsable de la Campaña en el distrito a Florencia Bagnato.