La decisión del Poder Ejecutivo provincial de cerrar la negociación salarial en forma unilateral es sin ninguna duda una mala noticia para todas y todos.Estamos convencidos de que solo con el diálogo se pueden arribar a acuerdos de todo tipo; para ello es imprescindible que las partes tengan la plena voluntad de que ello ocurra, agotando todos los recursos y mecanismos necesarios para arribar a un buen puerto. En ese sentido las autoridades del Ejecutivo provincial no supieron, no pudieron o no quisieron resolver la paritaria salarial de las y los trabajadores judiciales; como tampoco darle continuidad efectiva a las mesas técnicas para poder abordar innumerables cuestiones que nos aquejan desde hace mucho tiempo. Es necesario volver a la senda del diálogo sincero y profundo para poder dar una solución de fondo a las cuestiones que aquejan al Poder Judicial y que también repercuten hacia afuera del mismo, en toda la sociedad.Sepan que las y los agentes, como les gusta llamarnos; no ganamos ni por asomo salarios como, por ejemplo, los de la Justicia Nacional. Compartimos la ecuación de “a igual trabajo igual salario”, por lo que deberíamos ir a un camino que culmine en la equiparación salarial de la Provincia de Buenos Aires con la Justicia Nacional. La realidad es que hoy estamos con menor salario y mayor trabajo, dado que la cantidad de causas que abordamos a diario supera ampliamente a las de otras jurisdicciones. A esto hay que sumarle años de desinversión estructural: falta de nombramiento de personal y de creación de dependencias, crisis edilicia, condiciones de trabajo que no cumplen con las normas de higiene y salud, y un colapso laboral desastroso en la mayoría de los fueros y en la mayoría de los departamentos judiciales.Sepan que la falta de una Ley Marco de Paritarias y de un Convenio Colectivo de Trabajo que regulen nuestra actividad, no hace otra cosa que precarizar, aún más, nuestras condiciones laborales y de salud. Sepan que la tercerización laboral tanto en la Administración de Justicia como en el área de la Procuración General debe ser erradicada de plano ya que dicho sistema solo precariza la labor de las y los trabajadores y además hace mella en los aportes de nuestro sistema jubilatorio al carecer el IPS de aportantes; ocurriendo lo mismo con nuestra obra social IOMA. Entendemos y comprendemos las vicisitudes que ha traído aparejada la pandemia mundial que nos azota y todas las consecuencias sociales y económicas que el COVID-19 ha traído a la administración provincial. En ese sentido hemos acompañado las políticas sanitarias emanadas a nivel provincial y nacional, pero también estuvimos trabajando ya sea en forma presencial o remota para que las necesidades jurídicas de la población bonaerense no se vean obturadas por dicho virus. También recordamos que nos enfermamos y hemos perdido compañeras y compañeros trabajadores de la justicia. Las y los trabajadores judiciales, de todos los fueros y de todas las oficinas que corresponden a la Administración de Justicia y a la Procuración General, laboraron en todo el territorio bonaerense dando lo mejor de si para que esto funcione. Nunca se ha dejado de trabajar, quizás no se note porque somos un universo de trabajadores más chico comparado con docentes o estatales por ejemplo, que no tiene la exposición mediática que otros organismos, pero ello no puede conllevar que sigamos siendo la Cenicienta o el Patito Feo de la Administración Publica Provincial.Son innumerables las cuestiones a resolver, que lógicamente vienen de antaño, pero si no hay diálogo fluído entre las partes y no se muestra el interés necesario para abordarlo y resolverlo, lejos estará el Poder Judicial de la Provincia de Bs. As. de recomponerse y poder así dar las respuestas que la comunidad toda necesita.Solicitamos a las autoridades provinciales retomar el camino del diálogo con las y los trabajadores judiciales para darle continuidad a todos estos debates y asi lograr el cometido de solucionar los problemas que aquejan en forma estructural a un Poder Judicial que se viene cayendo a pedazos y solo se mantiene por la labor inconmensurable de mujeres y hombres que por apego al trabajo, vocación y empatía por el otro, no hacen otra cosa que dar respuestas cotidianas a un pueblo que recurre a golpear la última puerta que puede golpear en busca de soluciones. #JudicialesUnidosBonaerenses#JUB 28 de Octubre de 2020.-

Por último, adjuntamos al presente tabla de excel para que cada afiliado pueda saber cual va a ser su salario.