La iniciativa modifica la Ley 14.346 y agrega como punible “el abandono de animales en la vía pública o en domicilio” e instituye la prohibición del uso “de la eutanasia o sacrificio de como método de control poblacional”. También crea un nuevo organismo estatal de control.

El proyecto fue presentado en la Cámara de Diputados para modificar la Ley de Maltrato Animal y crear un nuevo organismo estatal que garantice y coordine las políticas de protección.

La iniciativa -elaborada por el diputado Néstor Tomassi con el asesoramiento del reconocido veterinario Juan Enrique Romero, titular del programa Protenencia- destaca en sus fundamentos que “la correcta custodia y cuidado y el no abandono de los animales resulta una política clave en materia sanitaria”.

“El mayor riesgo de los animales vagabundos es su conversión en un instrumento transmisor de enfermedades”.

El proyecto, que fue girado a las comisiones de Legislación Penal, de Justicia y de Presupuesto y Hacienda, crea en el ámbito del ministerio de Justicia una Unidad Fiscalizadora del Maltrato Animal (Ufma), que será auxiliar de la justicia federal.

El nuevo organismo estará conformado por representantes de los ministerios de Justicia y Salud, de la jefatura de Gabinete el Servicio Nacional de Sanidad Animal y Calidad Alimentaria (Senasa) y dos ONG con personería jurídica relacionadas con la protección animal.

La Ufma tendrá entre sus funciones elaborar un Registro de Infractores, donde quedará asentada la totalidad de las penas y multas aplicadas por las denuncias, y tendrá facultad para requerir el auxilio de las fuerzas de seguridad, si fuese necesario.

El organismo, a su vez, deberá constituir una delegación formal y oficial en cada provincia y en la ciudad de Buenos Aires para la aplicación local de sus acciones en directa dependencia de la Unidad Ejecutora.

El presupuesto para el funcionamiento de la Unidad será determinado en el Presupuesto Nacional anual que el Poder Ejecutivo eleva al Congreso.

Además, el proyecto modifica la Ley 14.346 de Maltrato Animal, sancionada hace 61 años, que establece penas de prisión de 15 días a 1 año para quienes cometan actos de maltrato o crueldad contra los animales.

La propuesta de Tomassi no modifica las penas, pero agrega como conducta punible “el abandono de animales en la vía pública o en domicilio” e instituye la prohibición del uso “de la eutanasia o sacrificio de animales como método de control poblacional”. La eutanasia o el sacrificio, expresa el texto, “será considerada un acto grave de maltrato animal” y se castigará con la pena máxima prevista en la normativa.

También, amplía el inciso 1 del artículo 2 de la ley vigente para incluir entre las causales de castigo penal el “no mantener en condiciones físicas y sanitarias adecuadas, con relación al alimento, agua, cobijo, suministro de las necesidades básicas de espacio y el buen trato físico y emocional o afectivo según su especie, de acuerdo a los parámetros veterinarios establecidos”.

Fuente: http://www.larazon.com.ar/