Si no hay control de precios, si no hay congelamiento o rebajas de las tarifas de servicios, si no se puede frenar al dólar; entonces las y los y trabajadores necesitamos y reclamamos que los aumentos salariales le ganen a la inflación.